Sociedad
Suscríbete

TENDENCIAS

La ropa se une a libros y billetes de avión como lo más comprado a través de internet

El desembarco de Zara el 2 de septiembre supone un espaldarazo al creciente negocio de venta de moda 'on line'.

La ropa se une a libros y billetes de avión como lo más comprado a través de internet
La ropa se une a libros y billetes de avión como lo más comprado a través de internet

La moda está de moda en internet. Lo que empezó siendo un reducto de buscadores de ropa de marca a buenos precios ha acabado convertido en el medio natural de los locos por los trapos. Sin salir de casa uno puede ver el 'look' de la chica o chico del momento y, en cuestión de minutos, hacerse con él: las fronteras ya no existen y cualquiera sin moverse de casa puede hacerse con marcas o 'visitar' tiendas que no existen en el lugar donde vive. Más allá del bolsillo, la comodidad o la originalidad de las prendas que se pueden encontrar en la red priman como gancho entre los nuevos compradores.

Las cifras cantan. Con un porcentaje que se aproxima al 40%, por primera vez la compra de ropa ha desbancado a un 'clásico' de la venta electrónica: los billetes de avión. Los libros siguen siendo los 'reyes' del negocio 'on line', pero su liderazgo comienza a verse amenazado por la moda.

La moda bulle en internet y nadie le hace ya ascos a la red: desde las marcas de lujo hasta las grandes cadenas buscan su hueco. La última en incorporarse es Zara, el monstruo textil cuya llegada a los escaparates virtuales supone el espaldarazo definitivo a una línea de negocio a la que hace tiempo que se había incorporado -y con gran éxito- la firma Mango.

El último estudio internacional de Nielsen sobre 'Tendencias de compra en la red' certifica que el 36% de los consumidores -sin distinción de géneros- prevé realizar sus compras de ropa, calzado, accesorios y complementos en la red en los próximos seis meses.

La venta por internet se ha colocado en el punto de mira de las grandes compañías, donde ya están presentes con buenos resultados marcas como Armand Bassi, Custo Barcelona o Punto Blanco, mientras que un puñado de grupos empresariales pretenden dar el salto en los próximos meses.

"Un equipo creativo de 20 personas lleva trabajando más de seis meses en la creación y programación del nuevo canal de venta a través de internet", cuentan en Desigual, que han explicado que su decisión de iniciar la venta en la red es en parte una respuesta de la compañía a las "múltiples solicitudes de clientes que viven lejos de alguna de las tiendas del grupo". La decisión supone el despliegue de una compleja base logística, por lo que Desigual, al igual que otras marcas, ha optado por restringir la venta a través de la web a cinco países europeos, para posteriormente ampliarla durante 2011 al resto de países donde está presente. Antonio Miró, que ya estrenó sin éxito una experiencia de venta virtual en 1998, volverá a la carga antes de finales de 2011, al estrenar una tienda de 400 metros cuadrados en las Ramblas de Barcelona.

Otras marcas catalanas, como Diktons, Vicelona o Sita Murt, han optado por distribuir a través del grupo Privalia, todo un referente en el sector, y que gestiona una cartera de 300 marcas de moda desde su fundación hace apenas cuatro años. El cofundador de la empresa, José Manuel Villanueva, explica que el concepto de Privalia nació de la "doble problemática histórica que tenían las empresas de moda, de gestionar la venta de las existencias inherentes al negocio, sin perder imagen de marca ni dinero".

Etiquetas