Sociedad
Suscríbete

DOÑA LETIZIA, SUS HIJAS Y LA REINA, DE TURISMO

Visita real a un museo del vidrio en Mallorca

Las infantas y la princesa de Asturias han visitado junto a Doña Sofía un museo del vidrio abierto por la conocida familia de maestros vidrieros Gordiola en el municipio mallorquín de Algaida.

Doña Letizia acompañada de la Reina y las infantas
Visita real a un museo del vidrio en Mallorca
EFE

La Reina ha mostrado a la Princesa de Asturias y a sus dos hijas la espectacular colección de obras artesanales en vidrio del museo abierto por la conocida familia de maestros vidrieros Gordiola en el municipio mallorquín de Algaida hace más de 30 años, que inauguró la propia Doña Sofía.

Al igual que hizo el verano pasado con los hijos de los Duques de Palma, la Reina ha tenido ocasión de acompañar a Doña Letizia y a sus nietas Leonor y Sofía en una visita de hora y media al castillo de inspiración románica y gótica construido por los Gordiola entre 1969 y 1977 en la carretera de Manacor para albergar la nueva fábrica familiar y las dependencias del museo.

Allí, como el día de aquella ya lejana inauguración hicieron Don Felipe y sus hermanas las Infantas Elena y Cristina, las hijas de los Príncipes de Asturias han podido contemplar desde lámparas y vidrieras emplomadas hasta vasijas, jarrones, fruteros, botellas, platos y copas de todos los colores imaginables y de todas las épocas de la historia del vidrio.

La colección, iniciada en 1820, reúne piezas venecianas, bizantinas, islámicas y de diferentes naciones europeas desde la Edad Media hasta la actualidad, así como obras de cerámica de la Grecia clásica y trabajos en cuarzo y obsidiana de la América precolombina que anticiparon la cultura del vidrio.

Antes de recorrer las tres salas de la exposición, las pequeñas Leonor y Sofía, que vestían blusas y pantalones cortos, han aprendido de cerca las técnicas de soplado y fundido del vidrio en la espaciosa sala de hornos, inspirada en la Sala de Mallorca del Palacio de los Reyes de Perpiñán, donde han observado cómo un maestro vidriero formaba figuritas de diferentes formas.

El museo dispone de un área de venta al público de artículos de vidrio, cerámica, loza y porcelana, pero no ha formado parte de este recorrido, durante el que los turistas que visitaban el castillo de los Gordiola -una saga cuya presencia en Mallorca se remonta a 1719- ha acogido con naturalidad la presencia de la Reina, la Princesa y las Infantas.

Antes de regresar a Marivent en un automóvil conducido por Doña Letizia, han posado a la entrada del museo para los medios gráficos, un momento en el que han sido visibles los gestos de cariño de la Reina con su nuera y la espontaneidad de sus nietas, menos retraídas que ayer en su breve visita al Club Náutico.

Como prueba de la confianza que sentían hoy ante las cámaras, la Infanta Leonor no ha querido abandonar el lugar sin acercarse a acariciar a un pequeño perro, sujeto con correa por su dueña, que se ha convertido en el pacífico co-protagonista involuntario de una de las últimas imágenes de la visita.

Etiquetas