Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

TERUEL

La pedrea y las terminaciones, consuelo de un año con poca suerte

El último premio Gordo se remonta al año 2007. En 2002, estuvo a la venta en una administración pero fue devuelto.

Una lotera prepara números para el sorteo del Niño confiando en que traigan más suerte que en Navidad.
La pedrea y las terminaciones, consuelo de un año con poca suerte
A. G.

La suerte pasó de largo en la provincia de Teruel, que fue, con Huelva, la menos premiada al quedarse solo con pedrea. Entre las localidades que se llevaron un pellizco a base de pequeños premios, destaca Gea de Albarracín, una población que con solo 440 habitantes rebañó tres premios de 100 euros al décimo. Dos establecimientos hosteleros, el Hotel la Realda y el restaurante El Soguero, y un particular repartieron, en total, 20.000 euros en premios.

El propietario del Hotel la Realda, Santiago Rodríguez, reconoció que los premios "no sirven para resolver ningún apuro económico, pero, al menos, permiten darse una buena cena". En su caso se llevó 500 euros al quedarse con cinco décimos del número premiado. Aunque las participaciones se vendieron entre clientes de dos negocios hosteleros, la mayor parte de los agraciados son vecinos de la localidad.

Otro resquicio para que la fortuna se colara en la provincia fueron las terminaciones, como las que cayeron a las comisiones de fiestas de Albentosa y Tortajada, barrio rural de Teruel. El alcalde de la pedanía, Tomás Alegre, explicó que la Asociación Cultural de Fiestas vendió todo el número 84750 de forma "muy repartida". Además de contribuir a financiar los festejos locales, inyectará un puñado de euros en los bolsillos de los vecinos. Alegre, que también se beneficiará de un "pellizquín" de 960 euros, explicó que se trata en todos los casos de cantidades que pueden servir para hacer pequeños gastos extra en Navidad.

También la peña del Athletic de Bilbao en Teruel vendió un número terminado en 50. Un portavoz de esta asociación explicó que, además de vender participaciones -de 5 euros- en la ciudad, repartieron talonarios en localidades de la provincia e intercambiaron lotería "con peñas hermanas de Bilbao".

Un número anterior al Gordo

En algunas ocasiones la suerte llegó desde fuera. Carlos se embolsó 2.000 euros por un décimo del 79249, un número comprado en Madrid e inmediatamente anterior al premio gordo. Aunque se quedó con la miel en los labios, se mostró resignado. "Por un número no me ha caído el gordo, pero me doy por satisfecho porque es un buen pellizco y es más de lo que me ha tocado nunca. Además, me vendrá muy bien ya que mañana -por hoy- firmo la hipoteca de mi casa".

Para que el gordo recale en la provincia habrá que esperar a 2011 y confiar en la suerte. La última vez que un primer premio cayó en Teruel fue en 2007, con 3 millones de euros repartidos en la capital y otros tantos en Alcañiz. Peor fue en 2002, cuando el número agraciado con el Gordo fue devuelto por una administración de la ciudad.

Etiquetas