Despliega el menú
Sociedad

ALIMENTACIÓN

La ONU alerta sobre el alza de los precios de los alimentos y de la falta de reservas

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) de la ONU alertó sobre las nefastas consecuencias de la incesante alza de los precios de los alimentos y puso la alarma al señalar que las reservas mundiales de comestibles se encuentran en el menor nivel de los últimos 30 años.

En un comunicado distribuido en Ginebra, la agencia de la ONU señaló que el alza de los precios está afectando crudamente a los más pobres de entre los pobres, aquellos que dedican entre el 60 y el 80% de su presupuesto en comida. Los más afectados son los pobres de las ciudades que no pueden pagar el precio de los alimentos más básicos, a pesar de que tienen teórico acceso a ellos.

El PAM alertó que esta situación ya está causando problemas sociales en varios países, en algunos de los cuales ya se han producido disturbios relacionados con el acceso a comestibles, como en Burkina Faso, Camerún, Senegal y Marruecos.

El alza de los precios está causada por el aumento de los precios de los combustibles, por el crecimiento de la demanda en las economías emergentes como China e India, y por la competencia entre el espacio para cultivar comida y biocombustibles, entre otros.

 

Reservas bajo mínimos

Al mismo tiempo, según el PAM, las reservas mundiales de alimentos se encuentran en su menor nivel de los últimos 30 años. Una situación que no tiene visos de mejorar, dada la extrema volatilidad de los mercados de materias primas, que están sujetos a repentinos cambios y al acecho de la especulación.

El PAM, además, señala que la continua caída de valor del dólar está teniendo consecuencias perniciosas en el sector, dado que la mayoría de las materias primas se cotizan en moneda estadounidense.

La agencia de Naciones Unidas recuerda en el comunicado que el año pasado, presupuestó 2.900 millones de dólares para poder atender en el 2008 a 73 millones de personas en 78 países. Sin embargo, desde que los presupuestos fueron realizados, el precio de los alimentos ha aumentado al menos un 40%.

Para poder equilibrar esa diferencia, el PAM decidió el pasado 25 de febrero aumentar la cantidad presupuestada en 500 millones de dólares, lo que los llevaría a 3.400 millones de dólares. Sin embargo, el organismo alerta que desde que la rectificación fue realizada el aumento de los granos, leguminosas y combustibles han aumentado un 20%.

"Y estamos sólo en marzo. Hay catástrofes naturales que nadie puede predecir y que podrían devastar cientos de miles de vidas. Las personas afectadas esperarán del PAM que les ayude a sobrevivir", se lamenta el organismo en el comunicado.

La agencia destacó especialmente los problemas que van a afrontar países como Afganistán, Bangladesh, Camboya, Indonesia, Mauritania, Sierra Leona, Guinea Bissau, Iraq, Siria, Yemen, Egipto y los territorios ocupados de Palestina. Asimismo, en Latinoamérica la situación más grave la sufrirán El Salvador y Guatemala.

Etiquetas