Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Mensajería

La OCU pide la desaparición de los SMS Premium

La organización señala que los usuarios se sienten engañados y no son conscientes de haberlo contratado.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pide la desaparición de los SMS Premium. Un servicio que puede llegar a costar al usuario más de 60 euros al mes, sin recordar haberlo contratado.

La OCU ha analizado los servicios de suscripción mediante mensajería Premium prestados por 12 empresas. Los resultados señalan que los usuarios de estos servicios tienen la sensación de sentirse engañados por un servicio que ni siquiera son conscientes de haber contratado.

La Organización de Consumidores apunta que las empresas de mensajería Premium captan a su clientela mediante ganchos en internet, cuyo resultado es el cobro de 1,42 euros por cada uno de los mensajes que el usuario recibe desde una numeración que empieza por 79 y que puede llegar a superar los 60 euros mensuales. El servicio que se ofrece a cambio va desde una incierta participación en un sorteo a la posibilidad de descargar contenidos para el móvil.

El estudio realizado por la OCU muestra cómo ni uno solo de los banners publicitarios con los que arranca la contratación de estos servicios incluye la información obligatoria. Las páginas web de contratación disfrazan el servicio que el usuario está realmente contratando al facilitar la contraseña que le envían a su móvil.

También señalan que los incumplimientos del Código de Conducta afectan a los mensajes informativos que obligatoriamente deben acompañar la contratación de estos servicios. Estos mensajes son enviados, pero su contenido no cumple con lo previsto en la norma.

La OCU se ha dirigido al nuevo Secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo-Sotelo, exigiendo la suspensión de los servicios de suscripción mediante SMS Premium en tanto no exista una normativa clara y eficaz que impida el fraude en este tipo de prácticas. Hasta ese momento, la OCU exige igualmente que se obligue a las compañías a pedir el consentimiento expreso e informado del cliente antes de autorizar la contratación de estos servicios.

Mientras la Administración actúa, la OCU ofrece las siguientes recomendaciones a los usuarios: llamar al operador para que bloquee los servicios de mensajería Premium, responder con la palabra BAJA si se recibe algún mensaje de este tipo, reclamar al operador las cantidades cargadas por estos servicios, evitar pinchar en las animaciones web que prometen dinero fácil y si las reclamaciones no prosperan, dirigirse a las Juntas Arbitrales de Consumo.

Etiquetas