Despliega el menú
Sociedad

LOS INVITADOS

La infanta Elena cautivó con un traje goyesco

Los trajes largos y las tiaras como tocado fueron el denominador común entre las invitadas de las casas reales de toda Europa al enlace.

La infanta Elena cautivó con un traje goyesco
La infanta Elena cautivó con un traje goyesco

Toda la realeza estaba convocada ayer a la boda de la última heredera soltera de Europa, Victoria de Suecia. El sueño de la joven princesa por fin se ha cumplido y tras casi diez años de un noviazgo marcado por los inconvenientes que puso el Rey Carlos Gustavo hacia Daniel Westling, la pareja se casó.

El secreto mejor guardado de cualquier boda se desveló a primera hora de la tarde: el vestido de la novia era blanco perla y de terciopelo. Victoria acompañó su vestido con una impresionante tiara que sujetaba el velo que ya llevó su madre en su boda en 1976.

Antes de la llegada de la novia a la catedral los suecos pudieron contemplar un auténtico desfile de miembros de casas reales. Entre ellos la Familia Real española casi al completo, ya que el único que faltaba era el Rey, que decidió no viajar a la capital sueca debido a su reciente operación. La ausencia de don Juan Carlos es junto con la de la Reina Isabel de Inglaterra la única entre los monarcas europeos.

Al ser una boda vespertina, la mayoría de invitadas se decantó por el traje largo, como doña Letizia, que volvió a escoger a Felipe Varela para esta ocasión. La Princesa de Asturias destacó por su sobriedad, especialmente en comparación con el modelo que lució el viernes por la noche en la cena de gala previa a la boda. Letizia Ortiz lució un vestido color nude de corte clásico, rematado con relieves de flores, y manga corta. La única sorpresa fue el pelo, ya que llevaba un recogido sujeto por una tiara y una trenza sobre ella.

Además de los Príncipes acudieron al enlace la infanta Cristina -con un vestido de color verde- acompañada por Iñaki Urdangarín; y la infanta Elena, que fue sin duda la que más flashes captó por su original atuendo. Al igual que en la cena de gala del viernes, doña Elena quiso que su vestido tuviera un look español y acompañó el traje -rosa fucsia- de una torera de estilo goyesco. Además, recogió su pelo en una coleta con una redecilla típica de torero.

Doña Sofía escogió un traje largo en un tono pastel con un escote drapeado y media manga. Como sus hijas y su nuera lució una tiara.

Entre los más aplaudidos, los príncipes Federico y Mary de Dinamarca. Mary Donaldson apostó por un vestido verde turquesa con escote palabra de honor, acabado con una tela semi transparente.

Y entre las más esperadas, Rania de Jordania. La reina lució un vestido morado de manga corta.

Alberto de Mónaco fue con su novia, Charlene Wittstock, ambos de blanco. Y una de las sorpresas fue ver a Kyril de Bulgaria entrando en la catedral con Rosario Nadal, ya que llevan separados unos meses. La española no defraudó y fue una de las más elegantes de la boda con un vestido azul con un original escote corazón de plumas.

Etiquetas