Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SALUD

La gripe que se nos avecina

Los expertos ignoran si va ser más severa que otros años, aunque sospechan que alguna cepa nueva del virus será virulenta.

La temporada de la gripe común, con su máxima incidencia en los meses de otoño e invierno, comenzará en breve con el inicio de las campañas de vacunación en cada comunidad autónoma. Como cada año, las personas de 65 o más años, los niños, los adultos con determinadas patologías y las embarazadas son los principales grupos de riesgo para los que el Ministerio de Sanidad recomienda esta inmunización. Pero, ¿qué tipo de gripe se nos avecina?

Algunas alarmas han saltado por rumores que apuntan a que este otoño puede llegar a toda Europa una epidemia más severa, a lomos de una nueva y virulenta cepa procedente de Australia. Sin embargo, tal alarma resulta, en principio, injustificada para los expertos.

Reconocen que alguna cepa nueva puede agravar la sintomatología pero a priori no hay ninguna certeza de cuál será el impacto del virus. El Ministerio de Sanidad, que dirige Bernat Soria, ni siquiera se pronuncia.

Para los especialistas resulta apresurado hacer vaticinios.

"No podemos saber con seguridad si la gripe será más severa.

Periódicamente tenemos virus peores y otros más benignos. Hay que estar muy atentos y adoptar las medidas oportunas, pero sin caer en el nerviosismo", acota Charo Menéndez, coordinadora del área de Tuberculosis e Infecciones Respiratorias del SEPAR.

El doctor Tomás Pamarola, del servicio de Microbiología del Hospital Clínico de Barcelona, es, si cabe, más tajante. "La única previsión es que no hay previsión. El grado de intensidad de la gripe es imposible de anticipar. Algunas veces nos hemos atrevido a hacerlo y hemos fallado. No lo sabemos. Lo importante es que los grupos de riesgo que se deben vacunar, lo hagan cada año".

La doctora Menéndez recuerda que, sean las cepas anuales del virus más o menos agresivas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) vigila periódicamente la situación para hacer sus previsiones e incluir esas nuevas cepas en las vacunas que se van a prescribir". "Lo importante, en cualquier caso, son las medidas preventivas", subraya.

Las últimas temporadas gripales en España han tenido una actividad moderada, similar a la de otros países de Europa. La vacuna contra la gripe para esta temporada dirigida a la población del hemisferio norte tendrá tres cepas nuevas respecto al año anterior, si bien Sanidad acota que sólo dos son íntegramente novedosas. La nueva composición incluye la cepa A/H3N2, así como la A/Brisbane/59/2007 (H1N1) y B/Florida/4/2006.

Eficacia

En su opinión, sobre la efectividad de la vacuna no hay que albergar ninguna duda. Pamarola coincide. "La vacuna es eficaz, pero hay que dar su composición en febrero para que la OMS se lo comunique a los fabricantes de vacunas y la tengan preparada para septiembre u octubre". Esto significa que la OMS detalla la composición de la vacuna según las cepas del virus de la campaña anterior. O lo que es lo mismo, "nos vamos a vacunar frente al virus que circulaba en la temporada 2007-2008".

Su tesis es que las epidemias de gripe en España son más moderadas debido a que llevamos más de 30 años con el virus circulando entre la población y se produce lo que denomina "fenómeno de la inmunidad poblacional". Significa que cada año que pasa hay más gente que se ha vacunado o se ha infectado y provoca que el virus circule "en menor cantidad y que, por tanto, haya menos casos de gripe".

Los picos más altos de la influencia del virus de la gripe tienen lugar en los meses de enero y febrero, recuerda Menéndez, aunque la temporada culmina en marzo o abril. Sostiene la doctora que los datos oficiales identificados en España de las personas que padecen gripe "son muy bajos", alrededor de 580.000, cuando, a su juicio, esta cifra debe ser cinco veces más alta. Resalta, además, las ventajas de la inmunización, en la que "cada vez están implicados mayor número de especialistas".

Según la SEPAR, durante los últimos años se han puesto en España unos ocho millones de vacunas contra la gripe por temporada.

Con casi el 20% de la población inmunizada, nuestro país se ha situado a la vanguardia de Europa en el grado de protección contra este virus, "quizá porque es gratuita", destaca Pamarola.

El nivel -dice podría ser mucho mejor, pero existe una cierta mala prensa porque se achacan a la gripe muchos procesos respiratorios "que no son causados por este virus". La vacuna protege "muy bien" contra la gripe. Incluso entre los mayores de 65 años, con una eficacia más baja de la vacuna -el 65%-, la inmunización evita las complicaciones posteriores a la gripe, como la neumonía bacteriana. "Hay muchos virus en invierno que se confunden con la gripe, no es que no funcione la vacuna", apostilla.

Etiquetas