Sociedad
Suscríbete

VIDEOJUEGOS

La esencia del mejor PcFútbol regresa de la mano de un zaragocista

La versión 6.0 de la saga más adictiva de simuladores de 'management' deportivo vuelve a la carga, catorce años después, gracias a la minuciosa actualización realizada por un zaragocista de origen valenciano.

La suma resulta bien sencilla: si entre mediados de los años 90 y principios de los 2000 eras un apasionado del balompié, contabas con una computadora en casa y tenías mucho, muchísimo tiempo libre, las posibilidades de que estuvieras literalmente enganchado a la saga PcFútbol son más que altas. La simpleza del juego, en el que la meta era llevar a tu equipo favorito hasta lo más alto, lo convertía en un pasatiempo de lo más adictivo.

Cada inicio de temporada se repetía el mismo proceso: rumbo al quiosco con 2.995 pesetillas en la cartera y el juego –que en su primera edición, publicada en 1992, venía en disquetes- era tuyo. Después tocaba rezar por que no surgiera ninguna incompatibilidad entre CD y ordenador, o un aterrador mensaje, anunciando que "el juego no puede continuar", no tardaba en aparecer. Hoy en día sigue existiendo toda una subcultura de jugadores que se resisten a perder parte de su infancia o adolescencia.

Carlos, un valenciano de 22 años que a raíz de unas visitas a la capital aragonesa se convirtió en un "incondicional" del Real Zaragoza, ha conseguido, después de invertir muchas horas, lanzar una versión actualizada -con los equipos y plantillas cerrados el pasado 31 de agosto- de la edición 6.0. Para alcanzar tal fin, este joven zaragocista ha contado con la ayuda de un informático, que le ha facilitado un editor, así como de los usuarios de PcFutbolmania.com, que le han echado una mano a la hora de conseguir las fichas y fotos de los jugadores de Segunda División 'B'.

Ahora, a través del blog que ha creado para compartir su trabajo, cualquiera que lo desee puede descargarse esta edición remozada y revivir las eternas partidas con el simulador, pero comprando, cediendo y vendiendo a los cracks de hoy en día.

Para Carlos, el hecho diferencial que ha convertido este videojuego en un inmortal es la sencillez y manejabilidad que ofrece: "En los 'managers' actuales hay demasiadas alternativas, hay que seleccionar el tipo de entrenamiento que cada jugador realiza cada día de la semana o gestionar el catering del estadio. Y eso, a la larga, se hace pesado. Por eso creo que la mejor versión de PcFútbol es la 6.0, porque es la última realmente sencilla".

Este zaragocista considera que el tiempo que ha pasado modernizando su juego favorito ha merecido realmente la pena: "Para mí es un hobby. Hay quien pasa las horas jugando al 'Call of Duty' u otros juegos más modernos, pero a mí lo que me gusta es perfeccionar la base de datos y jugar al PcFútbol".

Se trata, sin duda, de un juego de culto e, incluso, de inspiración. No en vano, el hasta hace poco secretario técnico de los Tiburones Rojos de Veracruz –conjunto de la Segunda División mexicana-, reconoció recientemente en la red social Twitter que su pasión por la gestión deportiva nació a raíz de los miles de horas acumuladas frente a la pantalla de su PC al mando de los clubes de la Liga.

La curiosa historia de algunos juveniles

Una de las tácticas más habituales para los jugadores consistía en fichar jóvenes valores a bajo coste para, después de un par de temporadas, convertirlas en estrellas. La mayoría de estos jugadores procedían de las categorías inferiores de la Selección Española, pero no todos acabaron triunfando en la élite del balompié patrio. Los ex zaragocistas Moso y Ferrón son dos ejemplos.

Más curioso es el caso de Usandi, una perla del fútbol guipuzcoano que, con mimo, llegaba a ser uno de los mejores extremos del juego. Sin embargo, tal y como Carlos explica en su blog, el por todos deseado Usandizaga acabó no solo alejado de los terrenos de juego, sino que, inesperadamente, fue incluido en las listas de Acción Nacionalista Vasca en el municipio de Asteasu. En 2008, el partido fue ilegalizado por su relación con la banda terrorista ETA. Un destino que ninguno de los 'jugones' de PcFútbol hubiera imaginado al contratar al delantero vasco.

Etiquetas