Despliega el menú
Sociedad

TENDENCIA

La costura está de moda

Desde coser un botón hasta hacerse una falda en 9 horas: los cursos de costura proliferan en Zaragoza, demostrando que esta labor está más viva que nunca.

La precisión es básica a la hora de coser
La costura está de moda
L.S.

Miércoles, cuatro y media de la tarde: el dedal y las agujas se ponen en marcha. La lección de hoy comprende la elaboración de ojales a mano y la costura a máquina del doble de un pantalón. Es una clase de costura de supervivencia, uno de los dos cursos de esta labor impartidos en la Casa de la Mujer. Éste es uno de los muchos lugares de Zaragoza en los que se imparten este tipo de cursos, que están en auge desde hace un tiempo.

El gran tirón y la difusión, gracias a internet, del movimiento DIY ('Do It Yourself', es decir, hazlo tú mismo) está haciendo que mucha gente pierda el miedo a la máquina de coser que sus madres guardan en un rincón y se pongan manos a la obra.

"Cuando les conté a mis amigas que me estaba aprendiendo a coser, alucinaban", bromea Yolanda, una de las alumnas del curso de la Casa de la Mujer. Este curso se imparte durante tres meses, en los que se empieza de cero: hilvanar, sobrehilar, coser botones y corchetes, coser a máquina... Hubo más de 50 solicitudes para las 12 plazas disponibles, y en  otro curso de esta entidad, el de costura básica, 130 personas aspiraban a una de las 12 plazas.

"Estos cursos se daban hace mucho tiempo y luego se dejó de dar, pero desde hace 4 ó 5 años se ha visto en la sociedad y en la juventud la necesidad de aprender a coser y se han recuperado", explica Cecilia Ardid, la profesora, quien comenta que los cursos han tenido mucha aceptación.

La crisis económica es otro de los factores que han revitalizado la costura. "Esta es una manera de reducir gastos, sabiendo coger el bajo de un pantalón te ahorras los 8 euros que te pueden llegar a pedir en una tienda", explica Cecilia. "Puedes reutilizar la ropa, hacerte tú misma los arreglos, y además coser es muy relajante, desconectas", cuenta Mapi, una de las alumnas.

Las Casas de Juventud son otro de los lugares en los que empiezan a proliferar este tipo de cursos. En la de Delicias hay uno de costura y patronaje hasta finales de año, en la de Las Fuentes se enseña cómo customizar la ropa, y en la de San Gregorio se puede aprender, hasta el mes de mayo, diseño de ropa y costura. Todos estos cursos, disponibles en el Cipaj, están destinados a jóvenes de entre 12 y 30 años, y a un precio más que razonable: entre 10 y 18 euros al mes.

Quien quiera aprender a coser y desee resultados más inmediatos, o tenga más de 30 años, puede echar un vistazo a los cursos exprés del Centro Superior de Diseño de Zaragoza. A lo largo del mes de diciembre se impartirán varios talleres en los que se aprenderá a hacer una falda, un bolso o un tocado en tres o cuatro días, con profesoras como Asunción Juderías, fundadora de una de las firmas de referencia en la ciudad en lo que a costura creativa se refiere: Unauna.

Etiquetas