Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

DIRECTOR DE LA AGENCIA EUROPEA DEL ESPACIO

Jean-Jacques Dordain: "Perforaremos el suelo de Marte cinco metros en busca de vida"

El responsable de la ESA ve necesario, por el bien de la Tierra, averiguar por qué desapareció el agua del planeta rojo.

Jean-Jacques Dordain, el pasado miércoles en su despacho en la sede de la ESA en París, donde se realizó la entrevista para HERALDO
Jean-Jacques Dordain: "Perforaremos el suelo de Marte cinco metros en busca de vida"
JUAN PONS

Trabaja con la cabeza, pero su corazón está en el juego de pies por excelencia: el fútbol. Cuando se encuentra de viaje por el mundo, que es casi siempre, su esposa le envía por SMS los resultados de los encuentros del Lille, el club de sus amores. Y pese a ser un ingeniero especializado en motores cohete, se declara "totalmente nulo para la informática", hasta el punto de que asegura "ser incapaz de saber cómo se enciende ni siquiera un portátil".

Como máximo responsable de la Agencia Europea del Espacio (ESA) desde 2003, Jean-Jacques Dordain, un alto y fornido francés de 62 años, dirige una organización de dos millares de personas, poblada de ingenieros y científicos habituados a superar retos y dificultades.

Se declara una persona paciente, diplomática y que sabe escuchar, "tres características muy importantes para estar al frente de un amplio equipo multinacional", puntualiza. Con nada menos que 3.592 millones de euros de presupuesto para 2009, más de la mitad de las cuentas del gobierno de Aragón pero la decima parte de la NASA, Jean-Jacques Dordain es el hombre que rige los destinos de las ambiciones espaciales europeas.

PREGUNTA.- ¿Por qué invertimos tanto dinero en la exploración espacial?

RESPUESTA.- Porque la Tierra no está aislada. Nuestro planeta es una pequeña pieza del Universo, que es preciso comprender para poder predecir su futuro. Para conseguirlo, resulta indispensable conocer las claves de los distintos elementos que conforman nuestro Sistema Solar. Por ejemplo, nos conviene averiguar por qué desapareció el agua de Marte para evitar que nuestro planeta azul deje de serlo.

P.- Pero, a los ciudadanos de a pie, ¿en qué nos benefician los cohetes, los satélites y, en definitiva, los viajes espaciales?

R.- Voy a poner solo tres ejemplos. Los antitérmicos que usamos para bajar la fiebre de niños y mayores fueron ideados para los astronautas. Los termómetros digitales que miden la temperatura corporal en el oído surgieron por la inoperancia de los termómetros de mercurio en ausencia de gravedad. El código de barras utilizado en prácticamente todos los productos de venta al público fue creado para controlar los millones de piezas de cada uno de los programas espaciales…

P.- ¿Cómo afecta la crisis al sector espacial europeo y, en concreto, a España?

R.- Cierto número de empresas ligadas al espacio están desapareciendo, especialmente las pequeñas. Sin embargo, en España el sector está en alza, hay nuevos programas de satélites y se están creando centenares de puestos de trabajo cualificados.

P.- Cada vez que surca el espacio un transbordador de la NASA, la base aérea de Zaragoza se convierte en su lugar de aterrizaje en caso de emergencia.

R.- Es cierto. Zaragoza es el primer lugar al que regresaría el orbitador espacial en el caso de que un fallo le impida alcanzar la órbita y que la pista de Cabo Cañaveral se encuentre fuera de sus posibilidades de aterrizaje.

P.- Cerca de un centenar de técnicos de la Agencia norteamericana acuden a la capital de Aragón cada vez que se efectúa un vuelo ¿Hasta cuándo permanecerán en servicio las lanzaderas espaciales?

R.- La principal misión que tienen encomendados los transbordadores es concluir el montaje de la Estación Espacial Internacional (ISS), el mayor mecano orbital de todos los tiempos. La NASA ha decidido que sus tres trasnbordadores sean retirados de servicio en 2010, lo que significa que los socios de la ISS, entre los que se encuentra la ESA, debemos acabar su construcción antes de 24 meses. Hasta esa fecha, Zaragoza estará "de guardia" para el éxito de los vuelos de ida y vuelta a la ISS.

P.- ¿Cuál es la importancia actual de España en la Agencia?

R.- El papel de España ha experimentado un aumento significativo en los últimos años, tanto en su participación en los distintos programas como en el reforzamiento del papel de su industria. Además, la estación de seguimiento de Villanueva de la Cañada, cerca de Madrid, se ha convertido en el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC) y allí se encuentran los equipos científicos de varias misiones ya en órbita y el embrión de otras futuras.

P.- El vehículo todo terreno ExoMars representa la ambición europea por poner "sus ruedas" en Marte ¿Cuáles son los retos?

R.- ExoMars es nuestro gran desafío. Para mí se trata de una misión esencial pese a sus dificultades tecnológicas y financieras. La NASA participa con dos instrumentos importantes y Rusia está dispuesta a cooperar.

P.- La NASA ha tenido durante cinco años sobre la superficie de Marte a los vehículos todo terreno Spirit y Opportunity ¿qué novedad aporta ExoMars?

R.- Perforar el suelo marciano hasta una profundidad de 5 metros jamás lo ha intentado nadie. Ese es el espesor necesario para evitar los efectos letales radiaciones que arrasan la superficie del planeta. Así es que, si hay algún signo de vida, por ejemplo, si hay bacterias, es posible que se puedan encontrar en el subsuelo, donde estarían protegidas de la radiación. Es un reto histórico.

P.- ¿Cuándo podremos contemplar al primer hombre sobre Marte?

R.- El problema es de los ingenieros y la decisión, de los políticos. El hombre llegó a la Luna en 1969 porque Kennedy fijó el calendario y los ingenieros tuvieron a punto la tecnología. Lo mismo pasará con Marte.

P.- Pero, ¡mójese y dígame si será antes del año 2050!

R.- Pienso que sí, pero ¿quién lo sabe? La gran dificultad de poner un hombre en Marte es tener que transportarlo todo desde la Tierra, y eso es muy caro y complicado. Si tenemos que llevar hasta el planeta rojo el carburante necesario para el vuelo de regreso, costará una fortuna. Por eso, debemos saber utilizar los materiales que se encuentran allí y aprender a extraer el oxigeno y el hidrogeno.

Etiquetas