Despliega el menú
Sociedad

DE TAN SOLO DOS AÑOS

Ingresa en prisión una madre que intentó matar a su hija inyectándole alcohol en la sonda

La niña intoxicada continúa en la UCI del Hospital Materno Infantil de Málaga, mientras un juzgado de Melilla investiga la repentina muerte de su hermana.

Una mujer de unos 30 años de edad y de origen marroquí ingresó en prisión a raíz de que los médicos del Hospital Comarcal de la Ciudad Autónoma de Melilla descubrieran que presuntamente inyectaba alcohol en la sonda de su hija, de tan sólo dos años. Las pruebas que realizaron a la pequeña reflejaron unos niveles letales de alcohol en sangre, hasta tal punto que fue necesario realizarle una hemodiálisis para recuperarla. Los hechos ocurrieron en la madrugada del viernes al sábado, cuando la pequeña ingresó en un centro hospitalario de Melilla en estado de coma "con mejorías intermitentes". La menor fue entonces sometida a un análisis que dio como resultado una "intoxicación por etanol", lo cual que llevó a pensar a médicos y agentes de la Policía Nacional que se le estaba inyectando en la sonda alcohol de 90 grados, cuando en el hospital se usa el alcohol de 70.

Dada la gravedad del caso, la víctima fue trasladada al hospital Materno Infantil de Málaga, donde permanece ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos, con evolución favorable y "respondiendo bien al tratamiento".

Una vez detenida la madre, los esfuerzos policiales se centran ahora en determinar si este suceso podría estar relacionado con la muerte repentina de otra hija de la mujer, de nombre Nayima, hace escasos 40 días. El Juzgado de Instrucción número 3 de Melilla, el encargado de llevar a cabo las diligencias, que se encuentran bajo secreto de sumario, podría solicitar la exhumación del cadáver para practicarle la autopsia, procedimiento que podría demorarse, ya que, según fuentes policiales, se encuentra en Marruecos. Otra de las líneas de investigación trata de aclarar si la madre sufre el síndrome de Medea, en el que los progenitores atacan a sus hijos como método de venganza hacia su pareja.

Etiquetas