Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

CIENCIA

Huesca pone a prueba a 30 jóvenes cerebros

Los equipos españoles que participarán en la Olimpiada Científica Europea se examinan en la Escuela Politécnica.

Álvaro Ruiz-Jarabo, Jorge Almagro y Juan Bañares forman uno de los equipos de la competición
Huesca pone a prueba a 30 jóvenes cerebros
JAVIER BLASCO

¿Es la mina de un lápiz conductora de electricidad? ¿Existe correlación entre el tamaño que alcanza una planta y la iluminación que ha recibido? ¿Qué cantidad de hidrógeno, sulfato de sodio y de bicarbonato tiene un producto de limpieza? ¿Pierde efectividad el jabón si varía la cantidad? Son cuestiones que han resuelto 'los cerebritos' que estos días se dan cita en la Escuela Politécnica de Huesca. Se trata de 30 jóvenes de 16 años que participan en la segunda fase de la Olimpiada Científica Europea y que han ganado su plaza (y 380 euros), resolviendo problemas de 2º y 3º de Biología o Química.

 

Los diez grupos finalistas (cada uno de tres alumnos) provienen de Madrid, Logroño, Castellón, Málaga y Cantabria. Son los elegidos entre los 372 alumnos de 1º de Bachillerato que se inscribieron a principios de curso. Han trabajado duro. Pero les queda una prueba más para llegar a la final que se celebrará en Suecia en abril. Solo hay sitio para dos grupos españoles, que hoy tendrán que exprimir al máximo sus neuronas y hacer valer sus conocimientos científicos para demostrar que son los mejores. De 9.00 a 14.00 se celebra en la Politécnica la segunda fase del concurso, en la que deben superar varios ejercicios de Física, Química y Biología que la organización guarda en secreto. Tan solo ha desvelado la organización que tendrán relación con las energías renovables.

 

Así lo dieron a conocer ayer Luis Pardos, director de la Escuela Politécnica de Huesca, en la que por segundo año consecutivo se realiza esta fase eliminatoria, Juan Antonio Rodríguez, catedrático de la Complutense y miembro de la 'European Union Science Olympiade' (EUSO), Jorge Molero, coordinador nacional de EUSO 2010 y José Ignacio Villacampa, profesor de la Politécnica. Los cuatro incidieron en la importancia para los estudiantes de estas olimpiadas, cuyo principal objetivo es fomentar los estudios de Ciencias, algunos con poco alumnado.

 

Y parece que lo han conseguido. Juan Bañares, Jorge Almagro y Álvaro Ruiz-Jarabo lo tienen claro. Sus estudios se encaminarán a la Medicina, la Biología y una Ingeniería, respectivamente. Estos tres madrileños, alumnos del Colegio Base de Alcobendas, no han dudado en ir a clase una hora antes cada día, en trabajar en casa o incluso durante la Navidad para realizar sus experimentos científicos. Ellos han disfrutado: "Son divertidas las prácticas y te incitan a seguir probando", asegura uno. "Cometíamos errores, pero repetimos las pruebas hasta que conseguimos los resultados", añade otro. Y ese entusiasmo que tanto demuestran cuando hablan de su trabajo, se convierte en timidez cuando se les pregunta por el orgullo de sus familias. Sin embargo, la profesora que les acompaña y que les ha guiado en sus ejercicios, Marga Altable, habla por ellos: "Están contentísimos, igual que lo estamos los profesores". No en vano han demostrado estar entre los mejores estudiantes de Ciencias españoles.

Etiquetas