Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

ZARAGOZA

Hallan a un matrimonio muerto en su casa

La pareja, de 83 años, llevaba un mes fallecida y fueron los vecinos quienes avisaron a la familia por el mal olor

Uno de los vecinos de la casa donde residía la pareja comenta el trágico hallazgo.
Hallan a un matrimonio muerto en su casa
OLIVER DUCH

Un matrimonio octogenario fue encontrado muerto ayer en su casa de la calle de Ramiro I, en el barrio de La Bombarda. Por el avanzado estado de descomposición en que se encontraban los cuerpos, la pareja podía llevar muerta al menos un mes. Fueron los vecinos del inmueble quienes, alertados por el mal olor que salía de la vivienda, dieron la voz de alarma.

El terrible hallazgo se produjo sobre las 17.30 de ayer, cuando los Bomberos de Zaragoza, acompañados de agentes del Cuerpo Nacional de Policía, abrieron la puerta de la casa y accedieron al dormitorio de la vivienda. Allí, sobre la cama, estaba el marido, identificado como A. M. A. Junto a él, en el suelo, estaba su mujer, M. T. D.

Según explicaron fuentes de la Jefatura Superior de Aragón, los cadáveres no presentaban signos de violencia ni la casa estaba revuelta. Los cuerpos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Aragón para practicarles la autopsia, que será la que revele los motivos de la muerte. No obstante, el primer examen apunta a que puede deberse a causas naturales y que uno de ellos pudo morir de un infarto y el otro de la impresión de encontrarse a su pareja fallecida.

Según contó ayer Bienvenido Barcelona, otro habitante de la casa, fueron los vecinos del rellano en el que vivía el matrimonio los que localizaron a uno de sus dos hijos para contarle que hacía casi un mes que no veían a sus padres y que del piso salía un fuerte olor. Añadieron que el hijo avisó a la Policía, porque no tenía llaves para acceder a la vivienda y por eso fue precisa la ayuda de los Bomberos.

Al parecer, por las razones que sean, el matrimonio tenía muy poca relación con sus descendientes, lo que explicaría que durante un mes, con las Navidades de por medio, no hubieran tenido ningún contacto con ellos ni los echaran en falta.

“La pareja era muy independiente y a veces se iban de viaje y no lo contaban a nadie, por lo que los hijos no se enteraban de si estaban o no en casa”, manifestó el vecino. “Él había sido ferroviario y siempre habían viajado mucho”, señaló.

La última vez que vieron a A. M. A. y a M. T. D. fue hace más de un mes. “Alguna vez iban a comer al restaurante La Parrilla, que está muy cerca, y siempre iban solos. La mujer estaba fastidiada físicamente y solo salía con el marido. Igual a él le dio algo y ella dejó de tomar la medicación o lo que sea, porque otra explicación no hay. Los dos estaban bien de la cabeza”, aventuró Bienvenido.

Los vecinos se habían extrañado también de que las persianas de la vivienda llevaran bajadas tanto tiempo.

Una compra el día 12

Los agentes encargados del caso hicieron una inspección ocular del domicilio y todo estaba en orden. Lo que encontraron fue un tíquet de una compra de unos grandes almacenes hecha el día 12 de diciembre y que nadie fue a recoger. Por este hallazgo y por el estado en que se encontraban los cuerpos, es muy probable que sea esa la fecha en la que fallecieron.

A pesar de que todo aparenta ser una muerte natural, hasta que no se conozca los resultados de la autopsia no se podrá afirmar con seguridad.


Etiquetas