Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

CIENCIA

Got, el primer toro de lidia clonado, se utilizará como reproductor en Andalucía

Nació en mayo en una explotación ganadera de Palencia. Ahora ya nadie habla de experimento sino de un gran logro de la ciencia.

Got, en la explotación ganadera de Palencia donde ha pasado sus primeros meses de vida.
Got, el primer toro de lidia clonado, se utilizará como reproductor en Andalucía
BRáGIMO/EFE

Got, el primer toro bravo clonado en España, ha pasado sus primeros meses de vida en la explotación ganadera de Palencia donde nació, pero en breve será trasladado a la finca de Alfonso Guardiola, en Sevilla, para cumplir su destino como reproductor y trasmitir bravura a sus vástagos.

El primer toro bravo clonado nació el pasado 18 de mayo en una explotación ganadera de Melgar de Yuso, en la provincia de Palencia, en medio de un gran revuelo y mucha expectación. Nueve meses después nadie habla ya de este experimento, un gran logro de la ciencia en el que mucho tuvieron que ver Vicente Torrent, director de la Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria; Rita Cervera, investigadora del Centro Príncipe Felipe de Valencia y Javier Azpeleta, dueño de la explotación ganadera en la que Got vio la luz.

En este tiempo, Got se ha convertido en todo un jovencito y en el único superviviente de un experimento que necesitó 28.000 euros y tres años de trabajo. «Está sano y en forma y aguanta todo lo que le echen», bromea Vicente Torrent al comprobar que el duro invierno palentino no ha hecho mella en el primer toro bravo clonado, hijo de Vasito, un toro de lidia de la ganadería de Alfonso Guardiola, y de Leonis, una vaca lechera muy palentina.

«El mejor cuidado»

Ya pesa 140 kilos y aunque sus cuernos no miden mas de 10 centímetros, «le sale la raza», afirma Torrent, que tiene previsto trasladarlo en marzo a la que será su casa definitiva, la finca 'El Toruño', en Sevilla, propiedad del ganadero Alfonso Guardiola. «Su desarrollo ha sido absolutamente normal», asegura Torrent.

Además, Got «es el toro mejor cuidado del mundo» según el presidente de la Fundación, ya que se le hace un seguimiento diario por parte de un equipo de logística y veterinaria.

En todo este tiempo, Got se ha criado entre vacas frisonas y flashes fotográficos y su vida se ha desarrollado tranquila en el corral que Javier Azpeleta le preparó para lo que iba a ser una estancia «provisional», que a su juicio «se está alargando más de la cuenta».

Según el ganadero que se encarga de su manutención y cuidado, Got «es uno más», pero considera que no tiene sentido mantenerlo más tiempo entre novillas y vacas lecheras porque «parece cada vez menos bravo», apunta Azpeleta.

En marzo

«Come, coge peso y embiste», afirma el ganadero, convencido de que su bravura se ha suavizado con el cariño de tantos admiradores que le siguen visitando casi a diario en el pueblo palentino donde nació y que apenas suma 350 habitantes.

Sin embargo, Torrent aclara que no interesa su bravura, porque en ningún caso va a ser lidiado. «Lo que nos interesa es que transmita la bravura de un toro de lidia a sus herederos, porque Got es un reproductor», afirma. Ese era su destino y este era el objetivo del experimento, que según Torrent ha sido «un éxito total a nivel mundial» y además abre la puerta a otras investigaciones que, según el científico, serán «espectaculares».

El caso es que, si todo va bien, Got campará a sus anchas en la tierra prometida en marzo y después, cuando llegue a la edad adulta, será usado como semental, objetivo final para el que fue creado.

De esta forma cumplirá con su destino, una tarea en la que, sin duda, llevará la impronta de haber pasado su más tierna infancia en tierras palentinas.

Etiquetas