Despliega el menú
Sociedad

VIDEOJUEGOS

En el sofá ya no se juega

La llegada del 3D y los controles de movimiento van a transformar el salón de los aficionados al entretenimiento digital.

En el sofá  ya no se juega
En el sofá ya no se juega

El E3 de 2010, la mayor feria de videojuegos del mundo, ha servido para confirmar que los sensores de movimiento van a cambiar de forma radical la forma de controlar mundos en alta definición en tres dimensiones y que estos nuevos dispositivos van a levantar el trasero del jugador del sofá.

Sony ha copiado los mandos de la Wii, ha mejorado los sensores de movimiento y les ha añadido realismo y tres dimensiones. El fragor de la batalla o la velocidad de una carrera van adquirir un nuevo significado aunando estas tecnologías. Ya se han anunciado accesorios para Move, nombre de los nuevos mandos, en forma de pistola para lograr un efecto más realista durante las partidas.

Por su parte, Nintendo ha puesto la tecnología 3D bajo el rayo reductor. La nueva Nintendo 3DS no necesita gafas para conseguir el efecto de profundidad en su pantalla de 3,5 pulgadas. Además, incluye una cámara con doble objetivo para hacer fotografías también en tres dimensiones.

Más decepcionante ha sido la presentación de Kinect, un nuevo sistema con el que Microsoft pretende deshacerse de los mandos para controlar los videojuegos. Mediante una cámara con varios sensores, Kinect reconoce el movimiento individual de cada miembro y articulación, además de la voz. Sin embargo, es difícil imaginar jugar a juegos complejos sin usar botón alguno. Los ejemplos mostrados son simplones y recuerdan a los de la webcam de la PS2 pero en alta definición. Tal vez, con el tiempo, se desarrollen títulos más elaborados que satisfagan a los más jugones.

PARA LAS ESTRELLAS DEL ROCK. El teclado se suma a la guitarra, el bajo, la voz y la batería para completar la banda virtual perfecta. El pack cuesta 130 ?, pero la guitarra con cuerdas reales sale por 150.

COMO LA WII PERO EN ALTA DEFINICIÓN Y 3D. Disparar, conducir, lanzar granadas o batirse en un duelo a espada, jamás fue tan realista gracias a los sensores de movimiento, los juegos en alta definición y la tecnología 3D de Sony. Estos controles y la webcam cuestan de 80 euros.

3D DE BOLSILLO. Para apreciar la profundiad en la pantalla habrá que situarse perpendicular a a la consola y regularla con un botón lateral, al mover la cabeza se perderá el efecto. También dispone de una cámara frontal y dos traseras, 'joystick' y 'pad' analógico, y ha engordado un 6%.

REVOLUCIÓN A MEDIO GAS. Junto con Kinect han presentado una nueva Xbox que cambia más por fuera que por dentro. Los juegos mostrados para este sistema sin mandos no son muy buenos pero el invento promete. La nueva consola costará 299 euros, Kinect saldrá a la venta en navidades por un precio que se desconoce.

Etiquetas