Despliega el menú
Sociedad

CIERRE DE DISCOTECAS

Emotivo homenaje a Ussía a las puertas de la discoteca donde fue asesinado

El Ayuntamiento de Madrid ha clausurado en las últimas horas la sala de conciertos La Riviera, la discoteca en la que el Dj Koke pinchaba cada noche, Moma 56, la mítica But y la histórica Macumba.

Más de 2.500 personas asistieron a la concentración convocada por amigos y familiares del joven Álvaro Ussía para rendirle un emotivo homenaje frente al Balcón de Rosales, levantando un altar con velas y flores con una pancarta en la que se leía: "Álvaro Ussía siempre en nuestro corazón".

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, y el concejal presidente de la Junta Municipal de Moncloa-Aravaca, Álvaro Ballarín, acudieron a la concentración para dar el pésame a los familiares y amigos del fallecido. A su llegada, Aguirre se fundió en un abrazo con la madre de Álvaro y consoló a su hermana, a quien dio ánimos para seguir adelante. Lo mismo ocurrió con los padres de Sandra Palo, también presentes en la concentración, a quienes cuatro jóvenes le arrebataron la vida de su hija el 17 de mayo de 2003.

Los manifestantes portaron pancartas en las que se podía leer: "Ayuntamiento responsable", "Todos somos Ussía" y "No te olvidaremos". Los familiares del joven lucían camisetas con la imagen de lvaro y la leyenda: "¿Por qué?".

La concentración se inició con el rezo de un rosario, y continuó con diversas oraciones y pasajes de la Biblia conducidos por uno de los curas del colegio Monte Tabor, donde el joven fallecido cursaba sus estudios.

Tras el rezo, se realizaron cinco minutos de silencio y a continuación uno de los amigos de Álvaro leyó una carta: "Querido Álvaro, acabas de irte y ya te echamos de menos. Siempre te quisimos como eras. La vida es injusta, cuántas historias hemos vivido contigo, todas inacabadas, pero seguro que nos ayudarás a llevarlas a cabo. Amor es la única palabra que describe lo que sentimos. Te queremos".

La lectura de esta emotiva carta fue uno de los momentos más sentidos de la concentración, que terminó con una ofrenda floral. Los asistentes colocaron las velas y flores que portaron durante la concentración en el altar improvisado.

"La seguridad está en manos de las tres Administraciones", manifestó a el director del colegio Monte Tabor, Juan Antonio Perteguer, durante su asistencia al homenaje en recuerdo de su alumno. Perteguer lamentó que "las instituciones no se hayan 'movido' hasta que ha muerto una persona". "Estamos aquí en honor a los chavales que mueren por la violencia", indicó, al tiempo que dijo que "todos son responsables: Comunidad, Delegación de Gobierno y empresarios del ocio y Ayuntamiento de Madrid".

Por su parte, Ballarín comentó a los periodistas que estaba en representación del Ayuntamiento de Madrid debido a que el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz Gallardón, se encuentra de visita oficial en Estambul. El edil de Moncloa aseguró que "los únicos responsables son las personas que están encargadas de disuadir la violencia y que en vez de ello la han promovido".

A las preguntas sobre por qué Gallardón decide cerrar ahora las discotecas, Ballarín argumentó que "los cierres se hacen por los expedientes". Los familiares se mostraron molestos por la presencia del edil en la concentración, ya que, en su opinión, "tenía que haber venido antes a cerrar el local". "Siempre tiene que morir alguien para que los políticos se muevan", prosiguieron. "Dimisión de la alcaldía", calmó una amiga directa de la familia, quien criticó la ausencia del alcalde madrileño. La concentración concluyó con un aplauso masivo que rompió el silencio sepulcral que caracterizó todo el homenaje. 

Promesas políticas 

La protesta estuvo precedida por la ronda de contactos llevada a cabo por una comisión de alumnos del colegio Monte Tabor, donde estudiaba Ussía, para impulsar a las instituciones a tomar medidas para garantizar la seguridad de los jóvenes en la noche madrileña.

Por un lado, la presidenta regional, Esperanza Aguirre, anunció tras la reunión que mantuvo con los alumnos que la regulación que prepara el Gobierno regional para delimitar los requisitos que deben cumplir los porteros de discoteca incluirá la exigencia de que este personal tenga formación y pase un test psicológico que garantice que no son violentos.

Por otro, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, adelantó que la Policía local incrementará su presencia en los entornos de ocio de la capital y avanzó que los agentes estarán presentes incluso en el interior de los locales.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, se comprometió en una declaración institucional a colaborar con la Comunidad y el Ayuntamiento de la capital para mejorar cualquier "aspecto jurídico, penal y policial que sea necesario" para evitar nuevos casos similares.

Etiquetas