Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SALUD

El único lado bueno del alzhéimer

En la gala de los premios de la Academia de Cine se desveló que el director Antonio Mercero sufre la enfermedad de Alzheimer, formando parte de los más de 800.000 españoles que pierden poco a poco sus recuerdos. Hace dos años, el cineasta reflejó en una película su visión de este mal

Fotograma de la película '¿Y tú quién eres?', de Antonio Mercero
El único lado bueno del alzhéimer
HA

La única cosa buena que tiene el alzhéimer es que puedes ver 500 veces 'Cantando bajo la lluvia' como si fuera la primera vez". La cinta, dirigida por Stanley Donen y Gene Kelly, es la favorita de Antonio Mercero, director de cine y televisión, autor de algunas de las películas y series más memorables del panorama español y último receptor del Goya de honor de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Y enfermo de alzhéimer.

 

Sus gustos los sabemos por sus hijos, Antonio e Ignacio, gracias al discurso que pronunciaron el pasado domingo en la gala de entrega de los premios, ante todo el mundillo cinematográfico de este país y los millones de telespectadores que siguieron la ceremonia. También por ellos sabemos de su enfermedad, desconocida hasta ese momento para el gran público. Y más allá de si Penélope y Bardem están o no juntos, o si Pedro Almodóvar por fin se reconcilia con la Academia, lo más comentado al día siguiente del acto fue la impresión que produjo saber del terrible mal que arranca la memoria al cineasta y la emocionante entrega del 'cabezón', en su casa y de manos de Álex de la Iglesia, director de la institución. "Gracias por un premio que me hace muy, muy feliz. Un fuerte abrazo para todos vosotros", dijo, emocionado y lúcido.

 

La ingrata ironía del destino viene ahora. En 2007, Mercero rodó un largometraje, '¿Y tú quién eres?', protagonizado por Manuel Aleixandre y José Luis López Vázquez, para retratar la historia de dos abueletes que empiezan a no poder valerse por sí solos en las primeras fases de una enfermedad que ahora le aqueja a él. De pronto, aparecen los primeros signos. "Olvidos ocasionales, problemas de orientación espacio-temporal o en la realización de tareas cotidianas, alteraciones de la personalidad...", enumeran desde la Federación Aragonesa de Alzheimer. La enfermedad, un mal degenerativo caracterizado por el deterioro de la función cognitiva, afecta en España a aproximadamente 800.000 personas y se calcula que padece esta dolencia entre un 5 y un 7% de los mayores de 65 años y un 25% de los mayores de 85. Trasladadas a Aragón, estas cifras se traducen en más de 13.000 enfermos. Miles de familias enfrentándose a diario con el declive físico y mental de un ser querido por culpa de una enfermedad que no distingue a ricos de pobres.

"Mucho dolor humano"

"Los directores de cine debemos dar testimonio de la realidad que nos rodea, y la realidad que nos rodea ahora es el dolor, hay mucho dolor humano. Dentro de ese dolor está la terrible lacra del alzhéimer, que en este momento es como una plaga. Ahora te encuentras con cualquier amigo y tiene a su padre enfermo, o a su tío. El alzhéimer está en todas partes. Me dije, 'voy a hacer algo para luchar contra esto', y, desde mi posición de hombre de cine, lo mejor que podía hacer era una película, para que sirviera un poco a la gente, para retratar los problemas, y por eso me lancé", contaba Antonio Mercero durante la presentación de '¿Y tú quién eres?'.

 

Pero la imagen del abuelo demente ya no es la única que se contempla en este terrible panorama. La enfermedad se aferra a personas cada vez más jóvenes, muchas veces en edad laboral, que apenas han llegado a cumplir seis décadas de vida. Y como hoy en día los niños vienen cada vez más tarde, hay enfermos que tienen aún hijos a su cargo y cónyuges con un trabajo que les impide proporcionarles los cuidados y la atención que precisan, cuenta Ana Piquer, coordinadora de servicios de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Zaragoza, Afedaz. Porque ¿cómo explicarle a un niño que su padre, su madre, poco a poco va a ir olvidando quién es él?

 

"Es importante que los niños conozcan qué es la enfermedad de Alzheimer, que sepan qué es lo que le está sucediendo a ese familiar cercano a ellos", explican en la Federación Aragonesa de Alzheimer. Ayudarle a hacer su cama, a plegar la ropa o cocinar, o dar un paseo con él, son gestos que tranquilizan tanto al niño como al enfermo y les hacen sentirse queridos. La coordinadora de servicios de Afedaz anuncia un próximo taller, a realizar en sus centros de día, dirigido precisamente a enseñar a esos pequeños a convivir con la enfermedad.

 

"El alzhéimer mata un cerebro, marca la vida del enfermo y la de su familia y machaca a los cuidadores. La afectividad es lo que les une a la vida. Es importantísimo un beso, un abrazo, una caricia... Hacer la película me ha enseñado que para ellos es fundamental la ternura, y también el respeto que hay que tener hacia quienes les cuidan", reconocía Mercero en 2007. Paradójicamente, el cuidador también necesita cuidados. Y muchos. Según los expertos, en general la mayoría sufre un desgaste físico y emocional, pierde su tiempo libre, deja a un lado las aficiones y se aísla. "E incluso, cuando el enfermo muere, el cuidador queda descentrado, es necesario hacerle recuperar su vida anterior", apunta Ana Piquer.

Investigaciones en marcha

El alzhéimer es, quizá, la enfermedad neurodegenerativa más conocida del mundo y, según la Organización Mundial de la Salud, si la tendencia no se modifica podrá afectar a 100 millones de personas en todo el mundo en 2050. De ahí que la búsqueda de nuevos tratamientos sea una prioridad de la investigación científica.

 

En Aragón, Araclon Biotech, creada en 2004 a partir de profesionales de la Universidad de Zaragoza, tiene tres líneas de investigación abiertas en torno al alzhéimer. Una para diagnosticar el mal en sangre; otra, centrada en una vacuna, y una tercera, un 'kit' predictivo.

 

Porque, según el catedrático de Anatomía y Anatomía Patológica Comparadas Manuel Sarasa, director científico de la empresa, "resulta altamente improbable que se cure la enfermedad cuando ya está implantada". "Quizá se pueda detener su progresión -añade-, aunque es poco probable que esto ocurra". De ahí la importancia de predecir quién es susceptible de padecer la enfermedad.

 

Mientras tanto, Antonio Mercero pierde poco a poco la memoria, empieza a no saber de su pasado y ya no tiene futuro, aunque su obra impedirá su olvido y ayudará a combatir males como el suyo. Dedica su presente a llenar el tiempo viendo películas, o mejor dicho, viendo una película, 'Cantando bajo la lluvia', esa obra maestra por suerte inolvidable. Y pronto preguntará: "¿Y tú quién eres?".

Etiquetas