Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

LA ANÉCDOTA

El tono del móvil del Rey es la risa de un bebé

El dispositivo del monarca sonó en medio de una reunión diplomática con siete embajadores en España, suponiendo la anécdota de la jornada.

El Rey durante la reunión.
El tono del móvil del Rey es la risa de un bebé
EFE

El teléfono móvil del Rey  ha sonado durante una reunión diplomática celebrada el lunes con un sonido de lo más entrañable. La anécdota sucedió cuando Don Juan Carlos recibía las cartas de siete nuevos embajadores en nuestro país como parte de una vistosa y antigua tradición.

El nuevo embajador de Marruecos en España, Ahmedu Uld Suilem (ex dirigente del Frente Polisario) ha presentado este lunes cartas credenciales al Rey, acto formal por el que España le reconoce definitivamente como representante del reino alauí en nuestro país.

Además del representante marroquí otros seis embajadores se han desplazado este lunes al Palacio Real de Madrid en carrozas de gala para cumplir con la tradición de la vistosa y antigua ceremonia de presentación de cartas credenciales, propia de los países con monarquía.

Don Juan Carlos recibió desde las 11.30 y por este orden a los nuevos embajadores de Cabo Verde, Jorge Homero Tolentino; Uruguay, Carlos Pita; Honduras, Norman García; Costa Rica, Ekhart Peters Seevers; Colombia, Orlando Sardi de Lima; Suiza, Urs Ziswiler, y Marruecos.

Todos los embajadores fueron llegando uno a uno a bordo de una carroza de gala tirada por seis caballos de raza holandesa, como marca el protocolo de la ceremonia de la presentación de cartas credenciales de los embajadores, propias de los países con monarquía y que aún se sigue, además de en España, en Inglaterra, Suecia y Países Bajos.

El Rey ha recibido de manos de los embajadores esas cartas con un "muchísimas gracias" y estrechando su mano. Pero también ha habido tiempo para la anécdota, una vez concluida la recepción de los siete embajadores.

Los medios de comunicación fueron testigos de una divertida escena cuando el teléfono móvil de Don Juan Carlos comenzó a sonar justo cuando iba a comenzar una reunión cara a cara con el embajador marroquí.

El Monarca se apresuró a desactivarlo. Sin embargo, los asistentes pudieron percibir que el tono del móvil de Don Juan Carlos es una entrañable risa de bebé.

Etiquetas