Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

NUEVAS TECNOLOGÍAS

El Papa invita a los cristianos a difundir el Evangelio en la red

Benedicto XVI habla sobre Internet en el mensaje de la 45 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

Benedicto XVI escribe en presencia del obispo Fernando Filioni
El Papa invita a los cristianos a difundir el Evangelio en la red
EFE

El pasado lunes (fiesta de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas) se presentó en Roma el mensaje que Benedicto XVI ha redactado con ocasión de la celebración de la 45 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebrará el próximo 5 de junio.

El escrito lleva por título: ‘Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital’. Es la primera vez que un Papa habla extensamente sobre uno de los fenómenos más actuales de nuestro tiempo; la comunicación a través de las redes sociales, internet. Si bien es cierto que la revolución industrial aportó un cambio profundo en nuestra sociedad, por las novedades introducidas en el ciclo productivo y en la vida de los trabajadores, la amplia transformación en el campo de las comunicaciones dirige hoy las grandes mutaciones culturales y sociales de nuestro tiempo.

Afirma el pontífice al comienzo del mensaje: «Las nuevas tecnologías no modifican solo el modo de comunicar, sino la comunicación en sí misma. Junto a ese modo de difundir información y conocimientos, nace un nuevo modo de aprender y pensar, así como nuevas oportunidades para establecer relaciones y construir lazos de unión».

Se presentan a nuestro alcance objetivos hasta ahora impensables que asombran por las posibilidades de los nuevos medios, y que a su vez exigen con urgencia una reflexión seria sobre el sentido de la comunicación en la era digital. De modo especial –señala el Papa– «los jóvenes están viviendo este cambio de comunicación. Cuanto más se participa en el espacio público digital, se establecen nuevas formas de relación interpersonal. El anhelo de establecer amistades, implica el desafío de ser auténticos, fieles a sí mismos, sin ceder a la ilusión de construir artificialmente el propio perfil público».

Benedicto XVI invita a los cristianos a difundir su compromiso de ser «testigos del Evangelio» a través de la red señalando: «Hemos de tomar conciencia sobre todo de que el valor de la verdad que deseamos compartir no se basa en la popularidad o la cantidad de atención que provoca. Debemos darla a conocer en su integridad, más que intentar hacerla aceptable, quizá desvirtuándola».

El Papa termina su mensaje invitando a todos, especialmente a los creyentes a «unirse con confianza y creatividad responsable a la red de relaciones que la era digital ha hecho posible, no simplemente para satisfacer el deseo de estar presentes, sino porque esta red es parte integrante de la vida humana». Los creyentes, dando testimonio de sus más profundas convicciones, pueden ofrecer una valiosa aportación, para que la red no sea un instrumento que pueda reducir a las personas a categorías, que intenta manipularlas emotivamente o que permite a los poderosos monopolizar las opiniones de los demás. Concluye Benedicto XVI diciendo: «Los creyentes animan a todos a mantener vivas la cuestiones sobre el hombre, que atestiguan su deseo de trascendencia y la nostalgia por formas de vida auténticas, dignas de ser vividas. Esta tensión típicamente humana es precisamente la que fundamenta nuestra sed de verdad y de comunión, que nos empuja a comunicarnos con integridad y honradez».

El Papa, con este escrito, que se puede leer integramente en la página web de la Santa Sede, nos coloca frente a nuestra radical responsabilidad personal en el uso de la red social, tanto en la construcción de nuestro ‘yo’, como en el trato con los demás.

Etiquetas