Sociedad
Suscríbete por 1€

SALUD

El 15% de las mujeres que toman la píldora postcoital son menores de edad

En Aragón, el grupo de edad que más las ha consumido en 2009 es el de mayores de 25 años. El Miguel Servet inicia un curso sobre adolescentes para sanitarios en el que se incidirá en la salud reproductiva.

Las adolescentes son las más apuntadas con el dedo cuando se habla de la píldora postcoital, pero los datos revelan que no son las principales consumidoras. De todas las aragonesas que utilizaron este método anticonceptivo hormonal de urgencia en el primer semestre de 2009, un 15% eran menores de edad -de ellas, un 2,9% no habían cumplido los 16-. Las mujeres que más recurrieron a estas pastillas fueron las mayores de 25 (supusieron el 41,8% del total) seguidas muy de cerca por las de edades comprendidas entre los 18 y los 25 (fueron un 40,38%).

Aunque los datos pongan a las más jóvenes en el grupo que menos toma estas pastillas, las cifras no dejan de preocupar a los especialistas, que insisten en que hay que mejorar la educación afectivo-sexual de los adolescentes. “En los últimos años ha descendido la edad en la que empiezan a mantener relaciones sexuales y a tomar la píldora”, recuerda la responsable de la Unidad de Atención a la Mujer, Susana Tejero.

Pero para los expertos, no basta con la formación, sino que coinciden en que, además, se les debe proporcionar una atención específica.“Están en tierra de nadie. No son ni niños ni adultos, son adolescentes y deben ser tratados de forma diferenciada”, explica el subdirector médico del Hospital Materno Infantil, Juan Ramón Portillo. “Son una población frágil con una problemática concreta y debe haber un acuerdo sobre cómo orientar el trato que se les da”, añade el jefe de servicio de Tocología del Miguel Servet, Javier Tobajas.

Con el fin de que estas ideas se extiendan a todo el sistema sanitario, desde hoy y hasta el día 20 se celebra en el Servet un curso sobre adolescencia dirigido a médicos, enfermeras y matronas de Atención Primaria y en el que se incidirá, especialmente, en el ámbito de la salud reproductiva. En estas jornadas -organizadas por los hospitales Infantil y Provincial, en colaboración con Atención Primaria de los sectores I y II- se proporcionará a los profesionales herramientas que les permitan actuar de forma rápida y eficaz ante un problema clínico puntual. “Se les ayudará a enfrentarse al caos físico y psicológico que se vive en la adolescencia”, apunta la directora del Royo Villanova, Amparo García. Además, se les proporcionarán medios para detectar otros conflictos de difícil percepción. “Muchas veces, sufren somatizaciones relacionadas con el colegio, problemas psicosociales... Hay que detectarlos para que no padezcan las consecuencias de adultos”, afirma Marina Magaña, responsable de la Unidad de Adolescencia.


Etiquetas