Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

VIOLENCIA DOMÉSTICA

El Gobierno quiere que los agresores no cobren seguros ni herencias de sus víctimas

Bermejo ha declarado a los medios que se están estudiando un conjunto de medidas que implican una reforma del Código Civil y del Penal, y la regulación de los contratos de seguros de vida.

El Gobierno estudia reformar la legislación para que los condenados por violencia machista no puedan cobrar ni los seguros de vida de sus víctimas ni tampoco sus herencias, ha informado el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo.

Tras asistir al curso de verano "Derechos fundamentales y Justicia Penal", organizado por la Universidad Complutense, Bermejo ha declarado a los medios que se están estudiando un conjunto de medidas que implican una reforma del Código Civil y del Penal, y la regulación de los contratos de seguros de vida.

Su objetivo es la modificación de las causas de "indignidad" para suceder, incluyendo la agresión, así como la regulación de los contratos de seguros de vida para que no puedan ser beneficiarios de ellos las personas condenadas por delitos de violencia machista.

Según el ministro de Justicia, el grupo parlamentario socialista está preparando estas propuestas: "hemos trabajado mucho en ello y en otoño verán nacer todas estas iniciativas".

Sobre la reforma del Código Penal en relación a los delitos de pederastia, el ministro ha dicho que se trabaja en el endurecimiento de penas, pero sobre todo, "en medidas postdelictuales".

"Nos preocupa qué ocurre cuando el agresor cumple la pena, que queremos que sea más dura, y hay un pronóstico negativo de reinserción y la sociedad debe defenderse", ha añadido.

Algunas de estas medidas permitirán "que se pueda vivir en libertad, pero en limitación, estableciendo mecanismos de control eficaces. Esto es un camino de largo recorrido y en el otoño tendrán entrada en el Parlamento".

Etiquetas