Despliega el menú
Sociedad

TOROS

El Cid se ganó de una estocada salir por la puerta grande

Cortó dos orejas en la inauguración de la temporada de la Monumental de Barcelona.

Con casi tres cuartos de entrada, en tarde soleada y apacible, se lidiaron ayer en Barcelona toros de "El Ventorrillo", aceptablemente presentados, descastados y sin raza, excepto el cuarto, que fue el mejor, aplaudido en el arrastre. Manuel Jesús "el Cid" se hizo aplaudir en su primero con unas verónicas de buen corte y tras brindar al público le sacó al toro todo el partido que tenía, toreando con la mano izquierda y en ocasiones también con la derecha a un animal que no se empleó nunca. En el cuarto de la tarde, tras unas buenas verónicas que se ovacionaron, interpretó una faena sobre ambas manos con muletazos de una calidad extraordinaria, dando reposo al toro y ligando mucho las series. El toro rodó sin puntilla y ello le valió las dos orejas y la puerta grande.

El Fandi recibió al segundo con una larga cambiada de rodillas, le puso tres pares de banderillas y brindó al público una faena principalmente por el lado derecho, ya que el toro protestaba por el izquierdo. El quinto se quedó muy crudo tras el tercio de varas. El Fandi también le puso tres pares de banderillas, destacando el tercero al violín. El toro llegó muy entero a la muleta y descolocó al torero, que no pudo acoplarse a su embestida.

Talavante quedó inédito con el capote en el tercero y en la faena de muleta se anotó dos tandas con la mano derecha de buena calidad. El sexto fue un toro muy flojo y protestado, que inexplicablemente brindó al público. Enseguida se puso de manifiesto la poca calidad del animal y el escaso hacer del torero.

Etiquetas