Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesUna avería en un AVE en Calatayud genera una cascada de retrasos en la línea

EDUCACIÓN Y CIENCIA

El CENIT recibirá 50 millones de euros en 2009 para programas de I+D

Las movilizaciones levantadas en los últimos meses por los movimientos asamblearios de estudiantes en contra del Proceso de Bolonia, la ministra de Ciencia e Innovación, acusada en numerosas ocasiones de no hacer frente al conflicto, pidió "tiempo" y lanzó un mensaje directo a los rectores: que sean "valientes" y se lancen a la promoción de este plan de adaptación de los estudios superiores al sistema europeo.

 

Especialmente, aunque evitando nombrarla directamente, se refirió a la Universidad Carlos III de Madrid, la única de la capital que ya ha adaptado en su totalidad sus estudios al marco europeo. "Estoy segura de que todos los rectores quieren implantar la reforma en el menor plazo posible. Pero las universidades tienen un papel fundamental para informar del proceso a todo el sistema educativo", señaló Garmendia.

 

La ministra animó al resto de universidades que "tomen ejemplo" de aquellas que ya se han embarcado en Bolonia. "Los rectores se encuentran en este momento con una actitud de equilibrio entre la cautela y la visión de que realmente hay que hacerlo", explicó. Sin embargo, quiso especificar que no se puede exigir a todas las universidad que se adapten al marco europeo con la misma rapidez. "Depende de la complejidad de cada una y de su propia idiosincrasia", especificó Garmendia. Por este motivo, pidió "tiempo" y expresó la necesidad de darle un respiro al sistema, que en su opinión experimentará un mayor desarrollo y una más amplia aceptación cuando empiecen a conocerse "experiencias concretas".

 

Por su parte, el rector de la Universidad Carlos III, Daniel Peña, al ser preguntado tras concluir el evento por el llamamiento de la ministra, afirmó que es "sensato" que Garmendia pidiera valentía debido a la necesidad de promoción y de información de esta reforma que tanta polémica ha suscitado. De la misma opinión se mostró el presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Ángel Gabilondo, que recalcó que, aunque los rectores tienen un papel "importante", la aceptación definitiva del Proceso requiere de un plan de comunicación en donde estén implicadas "las universidades, el Ministerio y la sociedad entera" Más disconforme se mostró Gabilondo con respecto al presupuesto que finalmente ha destinado la cartera para la adaptación de los planes de estudio superiores al marco europeo.

 

Aunque Garmendia señaló que la financiación se ha incrementado este año un 46 por ciento y que es consciente de que no puede tener un "coste cero", el presidente de la CRUE aseguró que sus "colegas" le "riñen" por haber solicitado a la cartera "tan solo" la cantidad de 100 millones de euros para adentrarse en Bolonia. "Me dicen que la adaptación exige mucho más dinero que los 16 millones que nos han dedicado para este año", apuntó. La ministra espera a los resultados de las universidades que ya han puesto en marcha Bolonia para "hacer previsiones del coste real de la adaptación".

 

Más dinero para la innovación

Por otro lado, durante su intervención, la ministra de Ciencia e Innovación anunció que el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CENIT) contará con un presupuesto adicional de 50 millones de euros en 2009 para sus programas de I+D, procedentes del Plan para el estímulo del empleo y la economía impulsado por el Gobierno (Plan E).

 

Con este presupuesto el Ministerio pretende lanzar una convocatoria extraordinaria del programa, destinada a reforzar los consorcios público-privados estables, con el fin de realizar proyectos de investigación industrial con elevado riesgo técnico. "Queremos posicionar a las empresas españolas en la vanguardia del conocimiento", apuntó la ministra.

 

Por otro lado, destacó la puesta en marcha del Programa Interempresas, al que se destinará una partida de 46,5 millones de euros, con el fin de impulsar la I+D y mejorar la competitividad en las pymes, sobre todo aquellas que desarrollen sus actividades en los sectores de la salud y la energía.

 

El presupuesto adicional con el que finalmente contará Ciencia e Innovación (490 millones de euros del Plan E) servirá, según especificó la ministra, para crear alrededor de 20.000 puestos de trabajo. "La innovación y el desarrollo será la llave que permitirá abrir la puerta en nuestro país del crecimiento tras la crisis", manifestó.

Etiquetas