Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

OPERACIÓN POLICIAL EN LAS RAMBLAS CON 16 DETENIDOS

El alcalde de Barcelona pide una ley que prohíba la prostitución en la calle

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha pedido una ley que prohíba el ejercicio de la prostitución en la calle para "luchar por la dignificación" de espacios públicos como las Ramblas con armas penales. Precisamente, en esta zona del centro de ala capital catalana, una redada contra la prostitución llevada a cabo de madrugada ha terminado con 16 personas detenidas y 78 identificadas.

Jordi Hereu defendió la ordenanza del civismo como instrumento de la autoridad local, pero admitió que "no es una varita mágica", puesto que solo puede imponer sanciones administrativas a las prostitutas y a sus clientes. Por eso, destacó que deben superarse "las dificultades para que las mujeres que están en situación irregular se expulsen del país", y afirmó que, como alcalde, le "iría bien" una ley que impida ejercer en el espacio público y que diese "cobertura legal" a los Mossos d'Esquadra y a la Guardia Urbana.

Explicó que el Ayuntamiento se enfrenta al problema, que tildó de "muy complejo", a través de una junta de seguridad específica de Ciutat Vella desde este verano, y afirmó que el refuerzo de patrullas en el entorno de las Ramblas se mantendrá hasta otoño para "contener el fenómeno" aunque "no sea efectivo del todo".

Asimismo, citó la desarticulación de la red rumana de prostitución en el barrio de Sant Antoni en 2006 para afirmar que ahora también acabarán con las redes nigerianas del centro de la ciudad, aunque "la lucha contra mafias extracomunitarias es mucho más difícil".

 

Redada

Nuevo golpe policial contra la prostitución en la zona centro de Barcelona. Un centenar de agentes, entre Policía Nacional, Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana, llevaron a cabo el viernes por la noche una espectacular y mediática redada contra la inseguridad ciudadana y la inmigración irregular. En la operación, fueron detenidas 16 personas, de las cuales cuatro se dedicaban a la prostitución.

Esta es la primera intervención policial que se efectúa en Barcelona contra el negocio del sexo callejero desde que hace una semana, el diario 'El País' publicó unas polémicas fotografías en las que quedaba demostrado algo que los vecinos de la zona llevaban años denunciando: el ejercicio descontrolado de la prostitución en pleno centro de la ciudad. La redada duró más de cinco horas, desde las 12.30 de la noche hasta bien entrada la madrugada del sábado, y se produjo en las Ramblas (lugar en el cual tuvieron lugar las controvertidas fotografías publicadas en la prensa), el barrio del Raval, la Rambla de Cataluña y la zona de la plaza de las Glorias (más alejada del centro). Además de las 16 personas arrestadas, la policía identificó a 230 personas, 78 de las cuales fueron enviadas a la comisaría de la Policía Nacional para aplicarles la expatriación por carecer de documentación legal.

A pesar de que la operación pretendía combatir la prostitución, sólo cuatro personas de las dieciséis detenidas estaba ejerciendo la prostitución y el motivo del arresto no fue éste sino por infringir la Ley de Extranjería. Dos de las prostitutas apresadas son de nacionalidad nigeriana y las otras dos son transexuales brasileños.

Aunque los vecinos de las zonas que padecen desde hace tiempo los problemas de inseguridad aplaudieron la intervención de las fuerzas de seguridad, también advirtieron que la solución no pasa sólo por incrementar la presión policial, y reclamaron medidas a largo plazo que incluyan una regulación para prohibir la prostitución callejera.

Iniciativas

La Generalitat de Cataluña ya se ha comprometido a trasladar a los grupos parlamentarios el debate sobre una ley que reglamente esta práctica, idea que abrió en su día la ex consejera de Interior y actual de Justicia, Montserrat Tura, y que hasta ahora ha estado en un cajón. Quien ya ha dado el primer paso para presentar el debate en el Congreso ha sido ERC, que registró el viernes la iniciativa (fracasada en 2007) en la Cámara Baja.

De momento y hasta que el debate tenga lugar en los distintos hemiciclos, la Generalitat catalana ha prometido a los vecinos mantener el dispositivo policial al menos hasta final de año. El alcalde de la ciudad, Jordi Hereu, se ha expresado en términos similares. Hereu ha sufrido una auténtica tormenta política y social a raíz de la publicación de las fotos en las que dos turistas practicaban el sexo con dos meretrices en pleno mercado de la Boquería (en las ramblas) y que encendieron el debate en la ciudad entorno a la excesiva presencia de prostitución callejera en la calle. "Las ordenanzas municipales no son una varita mágica, dijo el alcalde, y en el caso del sexo de pago han demostrado que son insuficientes".

Hereu, que ha sufrido el peor inicio de curso político desde que llegó a la alcaldía, entonó el mea culpa y reconoció que Barcelona tiene un grave problema con este fenómeno. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confió este sábado en que el alcalde de Barcelona tome "medidas" contra la prostitución, práctica sobre la que "siempre tengo una sensación muy de rechazo".

Etiquetas