Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

HASTA AHORA HAY 54 VÍCTIMAS

Dos detenidos por vender motos y electrodomésticos inexistentes en Internet

La Policía ha detenido a dos ciudadanos españoles, que actuaban desde Colombia y que empleaban un conocido portal de Internet para vender diversos productos, sobre todo motocicletas y electrodomésticos, que nunca llegaban a los compradores, a pesar de haber pagado por adelantado.

La operación "Kyoto" ha sido desarrollada por la Brigada de Investigación Tecnológica, perteneciente a la Comisaría General de Policía Judicial, y el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, con la colaboración de Interpol.

Hasta el momento han aparecido 54 víctimas en España a las que han estafado más de 200.000 euros, pero la Policía continúa las pesquisas para comprobar si hay más afectados por estos delincuentes.

De momento, sólo se han detectado víctimas en España, que han presentado la correspondiente denuncia, pero por la información contenida en los listados relativos a los pujadores que pagaron por productos no entregados se puede concluir que un importante número de estafados eran ciudadanos extranjeros.

Desde finales del pasado año, los detenidos se dedicaban a realizar ventas ficticias, principalmente de motocicletas y electrodomésticos, a través de un prestigioso portal de Internet, y pedían por adelantado cantidades que oscilaban entre los 900 y los 4.600 euros, aunque los productos nunca se enviaban al comprador.

Cuando comenzaron las quejas de los usuarios, los supuestos vendedores fueron suspendidos por la compañía mercantil que gestiona el portal de Internet afectado, pero entonces los estafadores ya habían recogido las ganancias de su actividad ilícita en diversas cuentas bancarias.

Los investigadores localizaron a los estafadores en Colombia, después de analizar sus conexiones y movimientos monetarios, y pudieron constatar que tenían varias reclamaciones por diferentes autoridades judiciales y policiales españolas.

Los agentes informaron de todos los extremos a las autoridades colombianas, quienes acordaron deportarles a España por encontrarse en situación irregular en Colombia.

Una vez que llegaron a España, fueron detenidos en el aeropuerto de Madrid-Barajas. La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Etiquetas