Sociedad

.

"¿Dónde dejo mi bici en el cole?"

Paula Garvi Soler, vecina de Villanueva de Gállego, critica que desde este curso sus hijas no pueden aparcar las bicis dentro del colegio Pintor Pradilla. Responsables del centro y del Ayuntamiento buscan una solución

Los niños deben atar sus bicicletas con un candado en las verjas que rodean el centro.
"¿Dónde dejo mi bici en el cole?"
P. GARVI

Este curso, los niños que llegan en bicicleta hasta el colegio Pintor Pradilla, en la localidad zaragozana de Villanueva de Gállego, no pueden aparcarla dentro del recinto escolar y tienen que dejarla fuera. Una medida que ha sido cuestionada por algunos padres, que ven cómo, en lugar de fomentar el uso de este medio de transporte, se ponen obstáculos. Responsables del centro educativo y del Ayuntamiento están buscando una solución para instalar un nuevo aparcabicis.

Paula Garvi Soler tiene tres hijos. Dos de ellos cursan 3º y 5º de Primaria en el colegio. “Hasta el curso pasado podían dejar la bici sin problema en el patio”, en un espacio reservado. El problema es que un día de la pasada primavera “coincidieron un montón de niños con bicicletas y desde la dirección se prohibió aparcar las bicis dentro salvo a los de 5º y 6º de Primaria”. El motivo de aquella decisión fue por seguridad –recuerda la directora, Pilar Catalán,- porque “hubo un colapso al salir peatones y ciclistas por la misma puerta”. Sin embargo, según dice Garvi, nunca hubo ningún percance.

La sorpresa, tal y como añade esta vecina, es que al empezar las clases este mes de septiembre se encontraron con que habían quitado el aparcabicis, “y ni siquiera informaron previamente”. Por esta razón, hay niños que han dejado de ir en bicicleta al colegio y los que lo hacen deben aparcarla fuera. “Ellos son las víctimas de este asunto sin resolver, en el que en lugar de fomentar el uso de la bici, un transporte sano y ecológico, nos lo ponen más complicado”. Los ciclistas dejan las bicis junto a la valla del colegio, atadas con unos candados, “pero siempre con el riesgo de que las roben”.

La responsable de este colegio de Infantil y Primaria -al que asisten 438 estudiantes- insiste en que su prioridad es garantizar la seguridad de todos los alumnos. “El año pasado vimos que había un riesgo impresionante porque todos salían a la vez”. Catalán insiste en que “de lo que se trata es de buscar una alternativa viable” y destacó que “el colegio impulsa y promueve el uso de la bicicleta con programas de educación vial, charlas de expertos...”.

La directora puso el tema en conocimiento del Ayuntamiento para buscar una solución. La concejala de Educación, Emilia Bueno, adelantó que en la reunión que mantuvo el consejo escolar a finales de la semana pasada se abordó la cuestión. Manifestó al rsepecto que hasta la fecha se han valorado dos posibles ubicaciones para el aparcabicis que se han desestimado. El Consistorio trabaja ahora en una tercera opción, que pasaría por adecentar un pequeño terreno detrás del recreo infantil para permitir aparcar allí a los ciclistas. Esta semana se alcanzará muy probablemente un acuerdo, para iniciar así cuanto antes las obras.

Etiquetas