Despliega el menú
Sociedad

MADRID

Detenidos secuestradores... y secuestrados

La Policía Nacional logró desbaratar en Madrid el secuestro de dos hombres, tras recibir un aviso por parte de la esposa de una de las víctimas. Tras días de investigación, lograron liberar a los secuestrados, aunque tuvieron que detenerlos posteriormente por presuntas estafas

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a cinco personas como presuntos autores del secuestro de dos hombres que previamente habían intentado estafarles mediante el sistema de los billetes tintados. Pero estas cinco personas, cuatro ciudadanos marroquíes y una mujer española, no fueron los únicos arrestados en la operación. Y es que posteriormente los investigadores comprobaron que los secuestrados eran, a su vez, presuntos autores de un delito de estafa, por lo que procedieron a su arresto después de que liberaran a sus secuestrados ante el gran despliegue policial.

Esta operación se inició el pasado 7 de marzo, cuando una ciudadana de Camerún denunció en la Comisaría de la localidad madrileña de Fuenlabrada que había recibido una llamada en la que un varón con acento marroquí le comunicó que tenía secuestrado a su marido. Según los captores, el pago por la liberación, que ascendía a 100.000 euros, debía realizarse ese mismo día, en la ciudad de León, donde su marido se había desplazado para llevar a cabo "unos negocios" con un compatriota. Las primeras investigaciones también apuntaron a que el compatriota también permanecía secuestrado. Entonces, los especialistas de la Sección de Secuestros de la UDEV Central se desplazaron a León.

Durante la operación, los investigadores descubrieron que el "negocio" que los ciudadanos cameruneses pretendían realizar no era otro que la estafa de los billetes tintados. Este timo permite a los engañados la posibilidad de ofrecer una gran cantidad de dinero, sacada de algún país africano, gracias a su ocultación mediante un tratamiento químico que oscurece los billetes. Posteriormente, es necesario blanquear los billetes, con un producto químico también suministrado por los estafadores, para dejarlos en perfecto estado para su utilización.

Los tres estafadores habían mantenido diversos contactos en León con los que iban a ser sus víctimas Lo último que se supo sobre estas citas es que acudieron el día seis y que desde entonces no se conocía su paradero.

REQUISADAS DOS PISTOLAS Y CARTULINAS BLANCAS

Con los datos recogidos por los investigadores tras la denuncia, lograron identificar a dos ciudadanos de origen marroquí. stos, tras descubrir que estaba siendo víctimas de una estafa, decidieron secuestrar a los timadores. Asimismo, esa misma tarde consiguieron localizar el vehículo que había sido utilizado para ejecutar el secuestro y se consiguió detener a uno de los autores del rapto. Posteriormente, se registró el domicilio en el que habían permanecido inicialmente los secuestrados, donde se requisó una pistola simulada.

Como consecuencia de este dispositivo policial, los secuestradores decidieron liberar a los dos ciudadanos cameruneses, que fueron inmediatamente localizados por los agentes en un hotel cercano. Así, los que habían estado retenidos pudieron indicarles el lugar del secuestro, un bar hostal próximo al domicilio que había sido previamente registrado.

Al llegar al hotel, los agentes detuvieron a los propietarios, uno de ellos hermano el primer detenido. Tras inspeccionar el establecimiento, localizaron también a otros dos implicados escondidos bajo una malla en el gallinero del patio. En el local también encontraron las pertenencias de los secuestrados, así como una maleta con cartulinas blancas que simulaban ser billetes tintados y una pistola.

Etiquetas