Despliega el menú
Sociedad

Detenido un extraño en casa de Madonna

El supuesto acosador, tras conseguir entrar en la mansión a tavés de una ventana lateral, fue encontrado manoseando las posesiones de la cantante.

Madonna, durante un concierto en la Feria de Muestras de Zaragoza
Detenido un extraño en casa de Madonna
ESTHER CASAS

Grzegorz Matlok, un supuesto «acosador» de 29 años de edad fue arrestado este fin de semana después de haber intentado entrar en la casa de Madonna. El pasado sábado a las 5.30 sus guardaespaldas redujeron al sospechoso en la mansión londinense - de 10 habitaciones y valorada en 11 millones de euros - de la estrella de 52 años.

Le encontraron manoseando las posesiones de la exitosa cantante de 'Material Girl'. A pesar de tener un equipo de seguridad muy preparado y un sistema dotado de cámaras, el intruso, al cual los guardaespaldas definieron como «acosador», consiguió entrar en la casa georgiana a través de una ventana lateral, mientras la cantante estaba llorando la pérdida de su abuela, Elsie Mae Fortin, en los Estados Unidos.

Un jefe de policía contó al periódico The Sun: «Aquí ha pasado algo terrible. La seguridad de una de las estrellas más famosas del pop mundialmente debería ser inexpugnable».

Matlok, de nacionalidad polaca fue acusado de robo la pasada noche y debe enfrentarse hoy al juez en Westminster.

En el momento del robo, Madonna, madre de cuatro niños Lourdes, 14, Rocco, 10, Mercy, 6 y David 5, estaba en Bay City, Michigan, en el funeral de su abuela de 99 años, la cual ayudó a criar a la cantante y a sus cinco hermanos después de que su madre muriera de cáncer de mama cuando Madonna tenía cinco años.

Esta no es la primera vez que la superestrella del pop se ve acosada. Así, el pasado septiembre, el bombero retirado Robert Linhart fue acusado de vandalismo por hacer grafitis y estar en posesión de un picahielos de 7,5 centímetros. Linhart escribía a Madonna mensajes en la acera del exterior de su apartamento en Upper West Side, en Nueva York. En los mensajes se leía: «Por favor queda conmigo», «dime sí o no», y «si me dices que sí, harás mi sueño realidad, pero si la respuesta es no, me iré».

Según documentos del juicio, éste le dijo a la policía: «Puedo estar aquí, esto es brutalidad policial. Tengo el derecho de hacer esto, no estoy haciendo nada malo. Vi a Madonna en 1992 y me encantaría conocerla en persona. No pararé hasta que lo haga y de hecho voy a volver allí mismo y lo voy a repetir».

Etiquetas