Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

BOTÁNICA

Descubren un gen que retrasa la floración de las plantas

Se llama Tempranillo y su acción logra que las flores se abran más tarde. Este gen, descubierto por el CSIC, forma parte del complejo mecanismo de floración de las plantas y ayudar a desvelar un poco más del gran misterio: ¿cómo saben las flores que ya es primavera?

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han descubierto un gen, bautizado con el nombre de Tempranillo, responsable de retrasar la floración de las plantas. El trabajo, que aparece destacado en la revista Current Biology, del grupo editorial Cell, aporta nuevos datos para conocer cómo funciona el reloj biológico que indica a las plantas cuándo es el mejor momento para hacer brotar sus flores.

 

Además de identificar el gen, el trabajo de las investigadoras del CSIC Soraya Pelaz y Cristina Castillejo muestra cómo la floración está determinada por un balance entre el citado gen y el gen Constans, identificado hace unos años y que realiza la acción opuesta a Tempranillo, es decir, induce la floración. El campo de este estudio, la floración de las plantas, ha experimentado grandes avances en el último siglo. Los investigadores han comprobado que las plantas pueden reconocer las estaciones así que como la duración de los días.

 

Basándose en esa información, su reloj biológico les indica cuándo es el momento adecuado para producir frutos y cuándo no. "Sin embargo, todavía quedan misterios que resolver, como conocer en qué consiste exactamente ese reloj circadiano o cómo éste se articula con los demás genes de la planta", explicó Pelaz.

 

A principios del siglo pasado, los científicos trabajaban con la hipótesis de que la floración debía ser el resultado de un equilibrio entre sustancias que la promovieran, a los que se llamó florígenos, y otras que la reprimieran, los antiflorígenos. El descubrimiento del gen Constans -promotor de la floración- hace unos años refrendó la teoría.

Etiquetas