Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

CIENCIA

Descubren cómo convertir células de la piel en sangre

El estudio, realizado en Canadá y en el que participa una española, está dirigido en principio a pacientes con leucemia.

Un equipo de investigadores abrió ayer la posibilidad de tener una fuente interminable de sangre al anunciar el descubrimiento de una técnica que permite transformar directamente células de la piel de adultos en sangre. El descubrimiento de un equipo de científicos de la Universidad McMaster de Canadá dirigidos por el doctor Mick Bhatia, y entre los que se encuentra la investigadora española Ruth M. Risueño, fue publicado en la revista 'Nature'.

"Esencialmente hemos revelado el método que nos permite tomar células de la piel de adultos y transformarlas en progenitores de sangre, células sanguíneas, sin que tengan que pasar una etapa intermedia que son las células madre pluripotentes inducidas (IPS)", explicó el doctor Bathia.

"Hemos utilizado dos clases de células de la piel. El equipo investigó células de recién nacidos así como las de sujetos mayores. Y al menos para esos casos, el resultado fue prácticamente lo mismo", añadió el doctor Bhatia, director del Instituto de Investigación de Células Madre y Cáncer de la Universidad McMaster.

Risueño explicó que la importancia de la transformación directa de células de la piel "a sangre madura es que se evitan los problemas asociados con los estados de pluripotencia".

La doctora añadió que el proceso fue descubierto cuando estaban "generando las IPS con los factores ya descritos clásicos", y observaron que había "unas células en los cultivos que recordaban en la morfología a las células sanguíneas". "La primera población sanguínea que aparece sería una de tipo progenitor" y ahora son capaces "de diferenciarla en eritrocitos, mieloides, monocitos y granulocitos".

Bhatia y Risueño advierten de que el trabajo es la investigación básica y que antes de ver resultados prácticos en pacientes se tendrán que cumplir otras etapas, especialmente en los aspectos de seguridad, pero las posibilidades que se abren pueden ser radicales.

"Vemos muchos caminos. Estamos pensando en pacientes con leucemia. En esos casos, el sistema sanguíneo sufre un cambio genético por el que se convierte en cancerígeno. Por eso, esos pacientes no pueden donar sangre a sí mismos", explicó Bhatia.

"Pero necesitan células que no vayan a sufrir rechazo. Tomar células de la piel proporciona una fuente ideal si se generan suficientes células para mantener en funcionamiento el sistema sanguíneo mientras se aplica la quimioterapia para eliminar las células leucémicas".

"El impacto de nuestro descubrimiento afectará a gente interesada en generar células sanguíneas. Hay una increíble necesidad clínica de generar células rojas sanguíneas y otras células llamadas megacariocitos, que generan placas que ayudan a coagular la sangre", dijo el doctor Bhatia.

Etiquetas