Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

PALEONTOLOGÍA

Descifran el genoma mitocondrial de un neandertal de hace 38.000 años

El descubrimiento podría aportar datos sobre su relación con el hombre actual. El último antepasado común entre esa especie y los homo sapiens, según esta investigación, vivió hace 660.000 años

Investigadores del Instituto Max-Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig (Alemania) han descifrado el genoma mitocondrial completo de un neandertal de 38.000 años de antigüedad. Los descubrimientos, que se publican hoy en la revista científica "Cell", abren una nueva vía de investigación en el pasado de esta especie y podrían aportar más datos sobre su relación con el homo sapiens, el ser humano actual. Según los estudios, el hombre de Neandertal habitó en Europa y partes de Asia occidental hasta hace unos 29.000 años, durante el Paleolítico medio.

Los investigadores fueron capaces de distinguir las diferencias entre los genomas neandertales y los humanos a partir del material genético extraído de los huesos antiguos, que han sido comparadas con el ADN resultante de los cambios evolutivos reales.

A pesar de que se ha confirmado que los miembros de esta especie, que medían alrededor de 1,65 metros, son los homínidos más parecidos a los humanos modernos, su relación exacta con ellos sigue sin estar del todo clara. Aún existen controversias entre los científicos en varios aspectos, por ejemplo, sobre si el ADN de los hombres de Neandertal y el de los humanos se mezclaron en algún momento.

El análisis de la nueva secuencia confirma que en las mitocondrias de los neandertales no aparece la variación descubierta en el homo sapiens, lo que no ofrece evidencias de la mezcla entre ambos linajes, aunque es algo que sigue siendo posible. Uno de los datos más importantes que se han descubierto en esta investigación es que el último antepasado común entre el neandertal y el ser humano vivió hace 660.000 años, aunque existe un margen de error de 140.000 años.

Los investigadores descubrieron que una de las 13 proteínas que codifica el ADN mitocondrial, conocida como COX2, había experimentado un sorprendente número de sustituciones en los humanos desde que se separaron de los neandertales. Sin embargo, los miembros del Instituto Max-Plank desconocen qué puede significar tal variación.

La selección natural

Además, la información que revela la nueva secuencia muestra que los neandertales, aunque sufrieron menos cambios evolutivos que los humanos, presentan un mayor número de variaciones en los aminoácidos básicos de las proteínas. Una de las posibles interpretaciones de este descubrimiento es que los neandertales tenían un tamaño de población más pequeño que los humanos, lo que hacía la selección natural menos eficaz para eliminar las mutaciones. Al parecer, esta especie vivía en grupos organizados, constituidos por unos 30 miembros.

El nuevo objetivo de los investigadores es conseguir información de la secuencia de ADN de los neandertales que preceda a la Edad de Hielo para buscar pruebas de la teoría que sostiene que sus poblaciones habían sido más grandes en el pasado.

Proyecto de futuro

El Instituto Max Plank de Antropología Evolutiva, que forma parte de una red de institutos repartidos por toda Alemania cuyos científicos han ganado 16 premios Nobel desde 1948, tiene previsto seguir investigando sobre el material genético de esta especie.

Según los miembros de la entidad, el genoma mitocondrial presentado en el estudio es un precursor que podría permitir secuenciar el genoma genético completo del neandertal, lo que permitiría sacar conclusiones definitivas de su relación con el ser humano.

Etiquetas