Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

CIENCIA

De célula artificial a genoma manipulado

Los genetistas consideran que el hallazgo de Craig Venter es importante, pero no supone la creación de vida artificialApuntan que el estudio se basa en material genético preexistente.

Secuencia de una célula.
De célula artificial a genoma manipulado

La creación de una célula controlada por ADN elaborado por el ser humano por parte de un grupo de genetistas estadounidenses ha suscitado cierta polémica entre los expertos mundiales. La mayoría de ellos considera que el hallazgo científico del grupo liderado por Craig Venter en California es un gran avance de la ciencia, pero no supone la creación de vida artificial.

Para el catedrático de Biología Celular y ex presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) César Nombela, se trata de un paso "importantísimo" de la biología sintética, pero ello no supone la creación de vida artificial, algo que a su juicio no es posible.

Nombela precisó que el descubrimiento del equipo de Venter implica el desarrollo de grandes bloques de genes y su inserción en una célula, lo que permitirá plantear organismos de diseño "bastante novedosos". El investigador incidió en que no se puede hablar todavía de vida artificial ni de células artificiales, ya que se trata en cualquier caso de experimentaciones basadas en células preexistentes.

Se trata, resumió el catedrático, de insertar el cromosoma sintético en el citoplasma de una célula ya existente, y subrayó que el paso dado por el investigador estadounidense supone un avance muy importante en el campo de la ingeniería genética.

En la misma línea, Carlos Martínez, ex secretario de Estado de Investigación, señaló que el estudio de Venter supone un avance tecnológico extraordinario, si bien aclaró que no se crea vida artificial.

También el presidente de la Sociedad Internacional de Bioética, Marcelo Palacios, valoró positivamente el trabajo de Venter porque desde el punto de vista técnico "abre campos y posibilidades enormes", aunque quiso aclarar que no supone la creación de vida artificial. "Quien conozca lo que es la maravillosa y complejísima fábrica que constituye una célula, verá que lo que se ha aportado es una parte de ese funcionamiento celular pero la célula es muchísimo más", aseveró Palacios.

Cautela del Vaticano

Por su parte, el Vaticano mostró cautela ante el anuncio de la creación de una célula sintética y el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, manifestó ayer que "es necesario saber más" del tema para expresarse. "Es necesario esperar, para saber más del caso", se limitó a decir a la prensa Lombardi, a la vez que el presidente emérito de la Academia Pontificia para las Ciencias, el prelado Elio Sgrecia, llamó también ayer a la cautela.

El diario vaticano, 'L'Osservatore Romano', en un artículo del profesor Carlo Bellieni, asegura que se trata de un trabajo de ingeniería genética "de alto nivel, un paso más en la sustitución de parte del ADN". "Pero en realidad no se ha creado vida", precisó el neonatólogo, que subrayó que se ha logrado "un resultado interesante, que puede encontrar aplicaciones y que debe estar regulado, como todas las cosas que tocan el corazón de la vida".

Según Bellieni, la ingeniería genética puede hacer cosas buenas, pero hay que unir la valentía con la cautela. Agregó que se puede reconstruir el ADN "y al mismo tiempo se debe considerar que solo es uno de los motores de la vida". Bellieni subrayó que el peso del ADN es grande y que grandes son las esperanzas puestas en las ciencias genéticas. "No obstante, el ADN a pesar de un óptimo motor, no es la vida", aseguró.

Suplantar a Dios

La creación de esa célula artificial supone, según el jefe de los obispos italianos, el cardenal Angelo Bagnasco, una nueva "señal" de la gran inteligencia del hombre. Precisó que la inteligencia y la responsabilidad van juntas y cualquier forma de inteligencia debe ser medida teniendo en cuenta la dimensión ética y la dignidad de la personas.

El prelado Elio Sgreccia aseguró que no estamos ante la creación de una célula artificial sino ante la manipulación del genoma.

Preguntado en 'The Independent' si trata de suplantar a Dios en la creación de vida, Craig Venter explicó ayer que eso se dice cada vez que se produce un importante descubrimiento en las ciencias, sobre todo en la biología.

Etiquetas