Despliega el menú
Sociedad

UNA FOTO POLÉMICA

Críticas por un cartel contra la violencia de género en Italia

La campaña de la asociación 'Telefono Donna' muestra la imagen de una mujer en una posición que parece la de la crucifixión de Cristo, lo que ha levantado las críticas de la derecha italiana que ha pedido su retirada.

La campaña de la asociación italiana "Telefono Donna" contra la violencia de género que muestra la imagen de una mujer en un lecho en una posición que parece la de la crucifixión de Cristo ha levantado las críticas de la derecha que ha pedido censurarla.

El cártel de "Teléfono Donna" para el Día Mundial contra la Violencia de género, que se celebra el 25 de noviembre, muestra a una joven medio desnuda, tapada por una sábana que le cubre sus partes íntimas, con los brazos en posición de crucifixión, y acompañada por la frase: "¿Quién paga por los pecados del hombre?".

En el texto de la campaña se lee: "Sólo el 4 por ciento de las mujeres víctimas de la violencia denuncia al agresor y las otras pagan incluso por él" y ofrece un número de ayuda.

La imagen iba a ser colocada el 25 de noviembre en los espacios públicos del ayuntamiento de Milán con ocasión de esta jornada, pero el concejal Maurizio Cadeo anunció que intentará impedir de todos los modos que este cartel termine mostrado en las calles, según publica "La Repubblica".

"Esta foto ofende la conciencia religiosa y haré todo lo posible para que no se exponga", dijo Cadeo, exponente de la derechista Alianza Nacional (AN). Giulio Gallera, portavoz del partido de Silvio Berlusconi, Forza Italia, en el ayuntamiento, afirmó que el cartel es de "pésimo gusto".

La presidenta de la asociación, Stefania Bartoccetti, aseguró que cuentan con la autorización de la alcaldesa de Milán, Letizia Moratti, para pegar 500 carteles. "Como católica no veo nada ofensivo, ni blasfemo en esta foto. Hemos elegido una imagen de fuerte impacto para animar a las víctimas de la violencia de género a salir del silencio", señaló Bartoccetti ante las críticas.

Para el jefe del Partido Demócrata (PD) en el ayuntamiento de Milán, Pierfrancesco Majorino, estas críticas parecen "censura de la Edad Media".

La alcaldesa de Milán ya ordenó retirar el año pasado de los espacios publicitarios de competencia municipal una campaña de una marca de moda, firmada por el polémico publicitario Oliviero Toscani, en la que se veía a una joven anoréxica desnuda.

Etiquetas