Despliega el menú
Sociedad

INTERNET

Cómo ahorrar dinero con la 'banda estrecha'

La oferta de los operadores de telefonía e Internet es muy amplia y encontrar un ADSL a buen precio y de calidad se puede convertir en una auténtica odisea.

Tabla comparativa. 'Click' con el botón izquierdo para ampliar y, después, con el botón derecho para descargar
Cómo ahorrar dinero con la 'banda estrecha'
HA

Al cierre de 2009, el 45% de los hogares españoles tenía Internet, un dato cercano al 48% de la media europea pero lejos todavía de países como Suecia o Bélgica, donde más del 70% de sus habitantes dispone de conexión. Si la crisis no lo impide, el acceso a la banda ancha se convertirá en 2011 en un derecho por ley para los ciudadanos españoles. La realidad es que en nuestro país existen muchas zonas de sombra. El alto precio del ADSL y las bajas velocidades de este servicio convierten a España en uno de los países desarrollados con peor acceso a Internet. Aceptado esto, encontrar una operadora con una conexión decente a un precio asumible, se convierte en una odisea.

La mejor manera de ahorrar dinero en la factura del ADSL es estar atento al mercado y no permanecer en una misma compañía más tiempo del necesario. Los diferentes operadores poseen ofertas y promociones que rebajan el precio del servicio durante un periodo determinado de tiempo. Asimismo, los contratos suelen tener un compromiso de permanencia que obliga al usuario a seguir pagando el acceso durante lapsos de entre 12 y 18 meses. Comparando las velocidades ofertadas, el precio y duración de la oferta y el tiempo de permanencia obligada, se pueden trazar estrategias para ahorrar cientos de euros al año cambiando de una operadora a otra.

Para conectarse es necesario un 'router'. Todos los operadores incluyen este aparato en su oferta, algunos lo alquilan al usuario, incluyendo este importe dentro de la factura, y otros directamente lo regalan. Desgraciadamente, estos dispositivos gratuitos suelen ser de muy baja calidad y para aprovechar todo el ancho de banda es recomendable comprarse uno.

En las últimas ofertas, algunas compañías incluyen 'routers' inalámbricos USB que se pueden conectar directamente al ordenador para navegar desde cualquier lugar por unos 3 euros al día.

La distancia a la central

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta es la velocidad real de conexión.

Aunque las operadores de telefonía muestren en sus folletos y publicidades un acceso de 20 Mbps, la realidad es muy distinta. Existen muchos factores que influyen en la pérdida de velocidad, entre los que se encuentran la cantidad de gente conectada al mismo tiempo, el soporte a través del cual el operador hace llegar la conexión, el estado de las líneas de comunicación o la distancia a la central que sirve los datos. Las compañías se escudan en estos aspectos externos para justificar bajas velocidades y, aunque muchos de ellos no se pueden comprobar, la web 'adslnet.es' permite medir la distancia con la central de datos simplemente introduciendo la dirección.

Por otro lado, una fuente cada día más consultada antes de adquirir un servicio de ADSL son las webs dedicadas a realizar test de velocidad. Éstas guardan el registro del lugar y la operadora con la que se realizó la prueba, creando una base de datos que da una idea aproximada de las velocidades de cada zona. Páginas como 'testdevelocidad.es' o la ya mencionada 'adslnet.es' disponen de este servicio, así como de foros en los que los usuarios sacan los colores a los principales operadores.

Etiquetas