Despliega el menú
Sociedad

EN VALENCIA

Cientos de personas se concentran para apoyar a María José Carrascosa

Alrededor de 400 personas se manifestaron frente al Ayuntamiento de Valencia para mostrar su apoyo a María José Carrascosa, la valenciana encarcelada en Nueva Jersey por el conflicto que mantiene con su ex marido por la custodia de su hija, y exigir al Gobierno central "mayor implicación" y a los Estados Unidos el cumplimiento de las sentencias del Poder Judicial español.

A la manifestación asistieron la hermana de María José, Victoria Carrascosa, y sus padres, ambos visiblemente afectados. Asimismo, participaron en la marcha Joaquín José Martínez, el primer español que salió de un corredor de la muerte en los Estados Unidos, y Esteban Ibarra, presidente de Movimiento contra la Intolerancia, quien censuró la sentencia que condena a 14 años de prisión a María José.

La marcha comenzó sobre las 12.00 horas a las puertas del consistorio valenciano. A la cabeza de la manifestación dos pancartas pedían 'Justicia para María José Carrascosa y su hija' y 'El cumplimiento por USA de las Sentencias del Poder Judicial Español'. Desde la Plaza del Ayuntamiento, la marcha discurrió por la calle de Las Barcas hasta la calle del Doctor Romagosa, donde está emplazado el Consulado de los EEUU en Valencia.

Desde este punto, Esteban Ibarra leyó un manifiesto donde exigió enérgicamente la libertad de la prisionera y aseguró que la familia "no está sola". A su juicio, "no es comprensible que --María José-- lleve tres años en prisión separada de su hija". Este encarcelamiento, señaló, resulta "injusto, desproporcionado y deshumanizado", sobre todo, añadió, si se tiene en cuenta que "los tribunales españoles dieron la razón a Carrascosa" sobre la custodia de su hija.

En este sentido, el presidente del Movimiento contra la Intolerancia apuntó que este asunto sólo se puede entender como un "producto de una cultura patriarcal", que "retrotrae hasta períodos olvidados, donde la dignidad y libertad de la mujer no se respetaba", criticó.

"La ausencia de piedad ante esta situación vuelve a denotar la deshumanidad de quien carece de la más mínima compasión", lamentó. Por ello, Esteban Ibarra pidió al Gobierno central y al resto de instituciones un "mayor esfuerzo e implicación" en este asunto.

El padre de María José, José Carrascosa, destacó que "por encima de los países y sus leyes, por encima de los tribunales de Justicia están los Derechos Humanos". "A mi hija se le ha detectado otro tumor --en 2005 se le operó en Valencia y se le quitó el bazo y medio páncreas-- y debe ser de nuevo operada en España junto a su familia e hija", explicó.

José Carrascosa se dirigió, asimismo, a Peter Innes, ex marido de María José. "Yo estoy cuidando a tu hija y tú estás matando a la mía". Por este motivo, pidió al propio Innes y a los jueces estadounidenses "más humanidad" y los hizo "responsables" de lo que le pudiera suceder a María José en un futuro como consecuencia del encarcelamiento.

La hermana de la prisionera comentó que habían recibido una carta del abogado de Innes en la que se decía que "la niña debe viajar a EE. UU. para recuperar la normalidad, puesto que manifiesta que su cliente no vendrá a España". Ante estas palabras, Victoria consideró "vergonzosa" la postura del ex compañero de su hermana y aseveró que ha engañado al juez que condenó a María José y a la opinión pública de dos países.

Por su parte, Joaquín José Martínez, primer español que salió de un corredor de la muerte en EEUU, se solidarizó con la familia de María José Carrascosa acudiendo a la manifestación y confió en que se resuelva la situación, ya que "a partir de hoy la presión será mayor", lo que, en su opinión, contribuirá a solucionar este conflicto.

La manifestación estuvo apoyada por la Asociación Pro Derechos Humanos, el Movimiento contra la Intolerancia, la Asociación Argentinos Residentes en España, el Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid, la Red Feminista contra la Violencia de Género, la Unión de Actores, Enclave Feminista, Mujeres en RED, asociaciones religiosas, la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres.

Igualmente, la respaldaron las formaciones políticas Izquierda Unida (IU), Partido Popular (PP), Partido Socialista (PSOE), y los sindicatos CSIF, UGT, CCOO, USO y Stepv.

Etiquetas