Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

METEOROLOGÍA

Ceuta y Melilla sufren importantes daños por insólitas lluvias torrenciales

Delegación del Gobierno en Ceuta a recurrido a la Unidad Militar de Emergencia (UME) para ayudar a los vecinos. Protección Civil mantiene la alerta en las dos ciudades autónomas y en la provincia de Cádiz.

Las fuertes lluvias continúan haciendo estragos en el extremo sur de España. Tras una semana de precipitaciones continuas, Ceuta es ahora la más perjudicada después de que se recogieran en apenas hora y media más de 80 litros por metro cuadrado y durante toda la mañana de este lunes unos 147 litros, una situación que ha llevado a la Delegación del Gobierno de la ciudad autónoma a recurrir a la Unidad Militar de Emergencia (UME), como ayuda a los vecinos ante la difícil situación que están viviendo. También en Melilla las precipitaciones no han parado desde el pasado sábado lo que provocó una riada que se ha llevado por delante varios vehículos, aunque no hay que lamentar daños personales. Parte de Andalucía tampoco se libra esta semana. Tras siete días de temporal, Protección Civil mantiene activada la alerta amarilla en la provincia de Cádiz ante el alto riesgo de precipitaciones, en concreto de hasta 30 litros.

Entre las 7.00 y las 8.30 horas de este lunes, en Ceuta se recogieron unos 80 litros por metro cuadrado que provocaron enormes daños sobre el perímetro fronterizo que separa la ciudad española de Marruecos, según informó la Delegación del Gobierno, dirigida por José Fernández Chacón. Esta situación, se veía venir durante la semana debido a las predicciones que señalaban un aumento de las precipitaciones en la zona, sin embargo, destacó Fernández Chacón, nadie pudo predecir la magnitud de estas lluvias que aumentaron de manera "importante" el caudal del arroyo de la Bombas, que desemboca en la misma frontera. De ahí que la valla exterior del perímetro se desplomará unos 140 metros y, además, tardará en poder restituirse, ya que, según fuentes oficiales, serán "varios millones" los que habrá que invertir en restablecer los daños sufridos.

Pero no han sido los únicos daños. Algunas de las principales calles de la localidad se vieron anegadas, lo que afectó a viviendas bajas, locales comerciales y garajes, que también se quedaron sin suministro eléctrico. El Gobierno ceutí tuvo que realojar a más de 30 adultos y niños en un polideportivo, en donde la Cruz Roja ha instalado colchones, debido al agua que ha invadido sus viviendas. También se han visto dañados algunos colegios, por lo que el Ejecutivo de la ciudad autónoma ha decidido suspender de manera indefinida las clases, para no poner en peligro la seguridad de los menores. Para salvaguardar también al resto de la población, el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, recomendó que en las zonas done "la manta de agua" sea mayor se utilice el "transporte público".

Del mismo modo, el servicio de ferrys que les une con la Península fue suspendido y prácticamente la totalidad de las carreteras permanecieron cortadas debido a las inundaciones. El resultado de esta situación es que las pocas vías que quedaron abiertas eran casi intransitables y se colapsaron ante la cantidad de vehículos que tuvieron que recurrir a ellas para salir de la ciudad.

Sobre la situación de la localidad, cuya "singularidad" en cuanto a orografía hace que la situación "sea más complicada en unas zonas que en otras", Vivas, reconoció que las infraestructuras y el sistema de alcantarillado "no estaban preparados" para soportar las lluvias torrenciales que cayeron durante le fin de semana. "Estamos ante una situación excepcional y aunque las alcantarillas sí han funcionado no están preparadas para que llueva con esta intensidad", indicó. No obstante, en declaraciones a RNE remarcó "la buena respuesta" de todos los servicios de recogida de pluviales, ya que gracias a ellos "los daños no han sido tan grandes como podría pensarse con esta contingencia". En cualquier caso, señaló, "hay que evaluarlos" ya que "sí se han producido daños en comercios, garajes y viviendas".

En este sentido, la Delegación del Gobierno en Ceuta solicitó la presencia de la UME, cuyos efectivos viajaron desde Algeciras (Cádiz) para ayudar a los afectados por las precipitaciones. Medio centenar de efectivos es la plantilla enviada por el Ministerio de Defensa, con la posibilidad de triplicarlos. Y es que las lluvias no darán tregua por el momento en el norte de frica, y se activó la alerta dos en Ceuta por peligro de tormentas en los próximos días, un hecho que ha creado la alerta entre la población, ya que se esperaba que la alerta naranja que mantuvieron durante el fin de semana, se bajara a amarilla durante este lunes.

Pero no es la única en alerta, ya que Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha activado en Andalucía la alerta amarilla ante la posibilidad de fuertes precipitaciones, sobretodo, en la zona de Málaga y Cádiz, provincias en las que se espera acumular hasta 80 litros por metro cuadrado en 12 horas.

Melilla inundada

Melilla tampoco se salva de las tormentas para los próximos días. Mientras siguen recuperándose de las lluvias que no han cesado desde el pasado sábado y que han provocado una riada que arrastró varios vehículos calles abajo, afortunadamente sin nadie en su interior. Aún así, el Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) del Instituto Armado, realizaron durante la jornada de este lunes labores de búsqueda ante la posibilidad de que alguien fuera arrastrado.

El problema de esta Ciudad Autónoma son los más 100 litros que cayeron este fin de semana, además de las precipitaciones caídas en Marruecos, que han alimentado el Río de Oro que discurre por la ciudad. El río arrastra también desperdicios y arbustos, según explicaron las autoridades, por lo que han decidido cerrar varios puentes que cruzan el cauce, para evitar su desbordamiento o que alguien resulte dañado.

Etiquetas