Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SEVILLA

Cárcel para la esposa e imputados dos hijos del ejecutivo del BBVA asesinado en su casa en Sevilla

El juez que investiga la muerte de Andrés Toro Barea, un alto ejecutivo del BBVA que fue asesinado en su casa, ha encarcelado a su esposa -de la que estaba separado y ahora en trámite de divorcio- como autora material de los disparos, pero además ha imputado a los dos hijos de la pareja y ha tomado declaración a unos tíos.

Fuentes del caso han informado de que además de ordenar la prisión incondicional para la esposa, N.C., tras su declaración del pasado 31 de julio, el juez de instrucción 1 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) acordó informar a la Fiscalía de Menores de la posible colaboración de un hijo de la pareja, que era menor de edad cuando se cometió el crimen, el pasado 16 de junio.

Además, el juez dedujo testimonio contra otra hija del matrimonio, de 31 años, por un posible delito de obstrucción a la justicia por presionar a un testigo. También tomó declaración a un matrimonio, tíos de la acusada, como presuntos cooperadores necesarios porque le habían regalado la pistola que presuntamente causó la muerte del ejecutivo.

El cadáver de Andrés Toro fue encontrado en su chalé de Bollullos de la Mitación (Sevilla) y el pasado día 29 de julio fue detenida su esposa porque supuestamente poseía la pistola, que no ha aparecido y cuyo calibre coincide con los dos disparos que tenía el ejecutivo en el pulmón.

El mismo día en que declaró la principal imputada, el juez también tomó declaración como imputado al matrimonio, tíos suyos, como presuntos cooperadores necesarios, pero la pareja quedó exculpada y declaró como testigo tras informar de que regalaron la pistola a la imputada hace 15 años, como defensa cuando vivía en una urbanización de Carmona (Sevilla), han añadido las fuentes.

En cuanto al hijo del matrimonio, que ya ha cumplido los 18 años, el juez acordó remitir la causa a la Fiscalía de Menores de Sevilla por su posible cooperación, aunque no ha trascendido en qué términos. Su hermana N.T.C., de 31 años, será investigada ahora porque pudo haber presionado a su tío abuelo para que cambiase su declaración sobre el arma que había regalado a la acusada.

La detención de la imputada fue posible gracias a la declaración de este hombre, J.S., que informó de que él mismo le había regalado la pistola para su protección. El fallecido, de 59 años, era jefe para Andalucía occidental del Centro Especial de Recuperaciones (CER) del BBVA, que gestiona el cobro a morosos y la recuperación de créditos, y fue hallado en su chalé por un compañero del banco, extrañado por su ausencia del trabajo.

La esposa, de la que estaba separado de hecho desde hacía un año y en la actualidad en trámite de divorcio, fue detenida el 29 de julio, tras una orden judicial de entrada y registro de su vivienda. El pasado día 31, el juez ordenó su ingreso en prisión incondicional sin fianza como presunta autora del asesinato y, a la vez, levantó el secreto de sumario que pesaba sobre las actuaciones.

Desde el comienzo las investigaciones se dirigieron hacia alguien del entorno de la víctima, ya que la vivienda no presentaba signos de lucha ni la puerta había sido forzada, por lo que previsiblemente el hombre permitió el acceso a quien acabó con su vida.

Etiquetas