Sociedad
Suscríbete

DENUNCIAS CIUDADANAS

Atentos al bajar del bus escolar

Los vehículos indebidamente estacionados en la plaza de Roma en Zaragoza obligan a los autobuses escolares a parar en la calzada provocando un caos circulatorio. Los padres piden una solución para el próximo curso.

Los padres deben salir a la calzada para recoger a sus hijos cuando bajan del autobús
Atentos al bajar del bus escolar
J.C. ARCOS

Apesar de que muchos colegios zaragozanos ya no tienen clase por la tarde, todavía persiste el caos circulatorio en la plaza de Roma cuando llegan los autobuses escolares y no se pueden detener en su parada, ocupada en ese momento por furgonetas y coches indebidamente aparcados. Los niños se ven así obligados a sortear el tráfico antes de llegar a la acera, lo que motiva la preocupación de los padres.

Es el caso de Beatriz, que todas las tardes acude a esta parada para recoger a su hija de 4 años. Su indignación fue aumentando conforme comprobaba que día tras día durante todo el curso se repetía esta situación. “He llamado varias veces a la Policía Local para que se solucione este problema –comenta-, pero si no aviso, no aparece ningún agente para regular el tráfico”. “Hay un conflicto circulatorio importante y no es mi cometido tener que llamar continuamente”, matiza.

Se han dado casos, confirma, en los que han coincidido hasta dos y tres autobuses. “Si a esto le sumas que hay furgonetas mal aparcadas, el riesgo para los niños se agrava, porque no ven si vienen vehículos por la calzada”. La verdad es que es un “auténtico caos”. La parada de la plaza de Roma, en la confluencia con Duquesa Villahermosa, supone un “grave riesgo” para los usuarios del bus escolar y “nadie pone solución”. “Los niños deben sortear los coches cuando salen del autobús”. Beatriz, incluso, ha tenido que salir a buscar a su hija a la calzada porque el bus no estacionaba junto a la acera.

“Empezará el nuevo curso y seguiremos igual”. Los padres “lo llevamos con resignación”, pero “pienso que si se pueden cambiar las cosas, mejor”. “Rogaría que para el próximo curso se tomen medidas”, insiste esta madre.

Fuentes de la Policía Municipal afirman que la plaza de Roma es un punto de confluencia de muchísimas actividades y en horas punta el tráfico aumenta considerablemente. Los agentes llevan a cabo una mayor vigilancia, aunque no es permanente. Reconocen que en ocasiones los autobuses no pueden arrimarse a la acera y, aunque no entraña peligro para los escolares ni se considera un área de especial siniestrabilidad, sí inquieta a los padres.

Etiquetas