Despliega el menú
Sociedad

CATEDRÁTICO DE FÍSICA TEÓRICA

Alberto Galindo Tixaire: "Si llegaran turistas cósmicos, serían más avanzados que nosotros"

'La gran sinfonía cósmica' es el tema de la conferencia que este experto dio en la facultad de Ciencias para explicar el origen del universo y sus secretos.

Alberto Galindo, hace unos días en la facultad de Ciencia de Zaragoza.
Alberto Galindo Tixaire: "Si llegaran turistas cósmicos, serían más avanzados que nosotros"
LAURA URANGA

"Cuando se hizo la luz, el color del universo era naranja" o "es muy posible que el encuentro de dos formas de vida radicalmente distintas no fuera lo 'amistoso' que desearíamos", en referencia al contacto con seres extraterrestres, son algunas de las afirmaciones que realizó Alberto Galindo Tixaire, catedrático de Física Teórica en la Universidad Complutense de Madrid, durante la conferencia que pronunció en la facultad de Ciencias de Zaragoza hace unos días, bajo el título 'La gran sinfonía cósmica'.

¿Por qué fueron, en su opinión, tan radicales los cambios en la visión del universo en las primeras décadas del siglo XX?

Pasamos de creer que el universo se reducía a nuestra galaxia y que era inmutable, a constatar que el universo alberga millones y millones de otras galaxias y que además evoluciona, creciendo de tamaño sin cesar.

¿Sigue vigente la idea del universo moderno de Einstein?

El primer modelo de universo propuesto en 1917 por Einstein era finito y estático; pero en 1929 Hubble descubrió la expansión del universo, y Einstein tuvo que cambiar su modelo. Junto con el astrónomo holandés De Sitter, propuso otro modelo en 1932 cuya geometría, aunque no su contenido material, es aún hoy aceptable.

¿Y su ya centenaria teoría de la relatividad?

Sigue en plena vigencia. Permite explicar perfectamente, hasta donde llega la observación, desde el movimiento preciso de los planetas y satélites hasta el funcionamiento del sistema GPS, y proporciona además los principios de la dinámica global del universo; desviaciones propuestas de la relatividad para evitar introducir en la cosmología la materia y energía oscuras no acaban de convencer a la comunidad científica.

Hay un problema fundamental en la física: cómo casar la teoría de la relatividad general, esto es, la teoría einsteiniana de la gravitación, con los principios cuánticos. Solo entonces podremos adentrarnos teóricamente en el mismísimo Big Bang. En la solución de este problema cabría esperar alguna modificación de la teoría de la gravitación (como propugnan la teoría de cuerdas y la gravedad cuántica de lazos o bucles).

Cada día se descubren nuevos exoplanetas. ¿Habrá sorpresas en ellos? ¿Agua, vida?

Estoy convencido de ello. Lo realmente extraño sería la ausencia de vida extraterrestre. ¿Por qué había de limitarse el fenómeno vida a nuestro planeta?

El científico Stephen Hawking ha sorprendido a la comunidad internacional al advertir contra el riesgo de contactar con extraterrestres evolucionados.

Comparto plenamente su preocupación. Es muy probable que el encuentro de dos formas de vida radicalmente distintas no fuera lo 'amistoso' que desearíamos. Además, si fuera nuestro planeta el visitado, estaríamos en clara desventaja, ya que esos turistas cósmicos, que habrían sabido llegar hasta aquí, serían sin duda mucho más avanzados que nosotros.

Hace un par de años, cuando la sociedad comenzó a oír hablar del acelerador de hadrones, se especuló con que conseguiría que un gran agujero negro absorbiera la tierra y todo lo que la rodea. Precisamente, hace poco el CERN ha comenzado a tener éxitos. ¿Qué piensa al respecto?

Pues que aquí seguimos todos aún, a pesar de los sensacionalistas pronósticos sin base científica de unos agoreros. Los agujeros negros submicroscópicos que el LHC podría crear (aceptando las predicciones de la teoría de cuerdas) se evaporarían cuánticamente en un santiamén, sin darles tiempo a acumular materia. Nuestro planeta está siendo constantemente bombardeado desde sus comienzos por rayos cósmicos en los que hay protones con energías mucho más altas que las producidas en el LHC, y nunca la colisión de esos protones con las partículas en la atmósfera o en la superficie terrestre ha producido ningún agujero negro que nos engullera a todos con la Tierra. ¿No?

Supongo que es difícil en pocas palabras, pero, ¿podría describir el origen del universo?

Nadie sabe cuándo ni cómo empezó el universo; si la pregunta se refiere tácitamente al Big Bang como origen, un posible relato basado en la inflación primitiva sería que el universo, en el BB, estaba vacío de materia y solo albergaba la energía de un campo llamado inflatón, que lo hizo expandir de modo gigantesco en solo unas fracciones pequeñísimas de segundo, tras lo cual la enorme energía de ese campo acumulada en el espacio se transformó totalmente en materia y radiación, extremadamente calientes y densas. En ese instante terminó el proceso inflacionario y empezó la fase más conocida del universo, en la que la expansión inicial a ritmo relativo constante debido a la inflación se fue frenando por la atracción gravitacional a lo largo de varios miles de millones de años, hasta que, lo que ahora llamamos energía oscura, volvió de nuevo a dominar el proceso, acelerándose con ello la expansión. Y en esa coyuntura estamos ahora: en un universo que se expande cada vez más aprisa.

¿Dejará de expanderse algún día? ¿Se contraerá?

Si la materia y energía que hay en el universo evolucionan según se espera de ellas, el ritmo de expansión relativa del universo se mantendrá constante en el futuro, y tendremos una expansión exponencial impulsada por la energía oscura. Este pronóstico puede cambiar, sin embargo, si la energía oscura no es la del vacío o si se descubre algún otro tipo de materia o energía a nivel cosmológico.

¿Por qué cuando se liberó la luz el color del universo era naranja?

Porque en ese momento la temperatura del universo era de unos 3.000 grados kelvin (alrededor de 2.700 grados centígrados), y el color de la luz emitida por un plasma caliente a esa temperatura es naranja.

Etiquetas