Despliega el menú
Sociedad

CORAZÓN

Adiós al año, y al novio

La estabilidad sentimental no es una de las prioridades de los famosos. Escándalos, infidelidades, afán de fama... Para ellos, esas son causas de unión y separación y en estos últimos meses han sido muchas.

Elin Nordegren, esposa de Woods, no quiere ni ver al golfista.
Adiós al año, y al novio
HA

Quizá la separación más comentada de los últimos meses sea la de Tiger Woods: el genial golfista, de imagen ejemplar como hombre de familia, resultó ser un adicto a los 'affaires'. Estos días anda desaparecido y la actitud de su mujer (todavía lo es) hacen pensar que la pareja añadirá el prefijo 'ex' a su relación. Ya se sabe el costo para el deportista: 300 millones de dólares, más algunas propiedades.

Durante los primeros meses del 2009, los rumores daban por terminada la relación entre Adrien Brody y Elsa Pataky. La española parecía preferir las fiestas a las veladas en pareja, algo que molestó a Brody. A final del año se dieron una nueva oportunidad y volvieron a ser pareja. ¿Cuánto durará? Ese es otro asunto.

No obstante, el desamor le ganó el pugilato a su eterno rival en 2009. Una de las primeras rupturas inesperadas fue la de Imanol Arias y Pastora Vega. El protagonista de 'Cuéntame' anunció su separación el pasado noviembre y el comunicado sorprendió a casi todo el mundo. Pastora e Imanol llevaban juntos un cuarto de siglo, con dos hijos en común.

Otra de las separaciones más sonadas -aunque todavía sin confirmar- ha sido la de los actores estadounidenses Jennifer Garner y Ben Affleck, que después de años de rumores comienzan a dejar entre ver el fin de su relación. Al final, parece que los dos han optado por romper su matrimonio, a pesar de resistirse durante años para no perjudicar a sus dos hijas, que aún no cumplen los cinco años.

El año pasado, la realeza tampoco se libró de las separaciones. En noviembre, la infanta Elena y Jaime de Marichalar anunciaron su divorcio oficial. Meses antes, Simoneta Gómez-Acebo y José Miguel Fernández-Sastrón, otra pareja emparentada con la realeza española (ella es sobrina del Rey), dejaron de compartir techo. En otras casas reales también hay líos amorosos. Desde hace meses, nadie ve juntos a la princesa Carolina de Mónaco y a su segundo marido, el 'príncipe de las copas' Ernesto de Hannover. Ni siquiera han quedado para saludarse en Navidad. A él se le ha visto en una playa de Tailandia besando a otra mujer. La revista alemana 'Bunte' reveló el nuevo amorío de Ernesto con una bella joven, con fotografías que dejan poco margen a la imaginación. Parece que el juicio del miércoles -en el que Carolina defendió a Ernesto, acusado de agresión- no será el último en el que sus abogados busquen un acuerdo.

Otros que han pasado las fiestas más familiares del año por separado han sido Patricia Rato y Juan Antonio Ruiz, 'Espartaco'. Raro. Parecían felices y ahora resulta que uno ha recibido 2010 en Sevilla y la otra en Asturias. Según varias revistas, la sobrina de Rodrigo Rato se ha enterado de varias infidelidades de su marido. La última, con una funcionaria de la Junta de Andalucía; difícil de creer, si se conoce la gran seriedad del torero, aunque factible si se considera el hecho de que llevan más de dos meses sin hacer una aparición pública conjunta. Después de todo, las claves del mundo de los famosos son distintas. Y el que no lo crea, que vea la historia de Juan Villalonga y Adriana Abascal.

Parejas que van y vienen

Ella es modelo, actriz, productora ejecutiva de telenovelas y ex esposa del fallecido y multimillonario Emilio Azcárraga Milmo. Él, empresario de éxito, amigo de políticos y antiguo presidente de Telefónica: una pareja de cuento. Se casaron, tuvieron tres hijos y el año pasado, se divorciaron... aunque eso no es lo que se sale del guión. Lo curioso son las razones que aparentemente causaron la ruptura: los proyectos fracasados del empresario, que frustraron las ansias de poder de la modelo.

A juzgar por los últimos acontecimientos, a Villalonga no le ha quitado el sueño su reciente ruptura. O al menos ha hallado rápidamente consuelo en una nueva amante: Cristina Valls Taberner, de 33 años e hija de otro gran empresario español. Los dos fueron pillados por las cámaras de los paparazzi mientras paseaban de la mano por las calles de Sevilla. Además, Adriana Abascal también ha establecido ya una nueva relación con otro millonario, un empresario francés llamado Mathias Helleu. A esta chica le gustan pudientes, eso ha quedado claro.

A juzgar por las imágenes de las últimas semanas, otra que ha cambiado de hombre es Ariadna Gil. La todavía esposa del director y escritor catalán David Trueba (llevaban juntos quince años) fue pillada saliendo de la casa del actor neoyorquino Viggo Mortensen, el Aragorn de 'El señor de los anillos'. Desde hace meses se habla del fin de la relación de Ariadna con Trueba, pero nadie esperaba que la actriz hallase un sustituto tan pronto. Los dos (presuntos) nuevos amantes se conocieron durante el rodaje de 'Alatriste', y entablaron una amistad que han mantenido estos años. Mortensen también está separado, y quizá se hayan dado consuelo mutuo. Habrá que esperar a ver si los rumores -y las imágenes- dan paso a un anunció oficial.

Etiquetas