Despliega el menú
Sociedad

ECOLOGÍA

Adena denuncia la muerte de tres cachorros de lince en Doñana

Los primeros indicios, a falta de la correspondiente necropsia, indican que podrían haber muerto de hambre.

La organización conservacionista WWF/Adena ha denunciado la muerte de tres cachorros de lince ibérico que habitaban en estado salvaje en el Espacio Natural de Doñana, cinco días después de que se hallara el cadáver de un macho de dos años en la misma zona.

En un comunicado, la organización ha precisado que según varias fuentes a las que ha a tenido acceso, los cachorros pertenecerían a la última camada de 'Wary', una de las hembras reproductoras de Doñana en libertad, de cuatro crías, y ha apuntado que los primeros indicios, a falta de la correspondiente necropsia, indican que podrían haber muerto de hambre.

WWF/Adena ha reiterado su preocupación ante estas muertes de linces que agrava aún más la "delicada" situación de la población de Doñana y ha exigido a la Junta de Andalucía que explique lo sucedido y que adopte las medidas para que no se repitan.

'Wary' es una de las tres hembras que este año se habían reproducido en libertad en el área de Coto del Rey, en Doñana, gracias a la traslocación de un macho procedente de Sierra Morena.

Esta lince había tenido cuatro cachorros, que habían sido marcados el pasado lunes 31 de marzo por técnicos de la EBD y del equipo Life del lince, momento en el que se constató que los cachorros no estaban en sus mejores condiciones físicas.

Pese a ello y a que el protocolo de capturas del programa de cría establece que los terceros y cuartos cachorros deben ser retirados del campo, las crías fueron "inexplicablemente" dejados con la madre, y una semana después han aparecido muertos, según la nota.

A juicio de WWF/Adena, sería "inaceptable" que las crías hayan podido morir de hambre cuando se está haciendo un manejo activo de la población de Coto del Rey, donde seguramente se encuentran las únicas hembras reproductoras en libertad en el interior del Parque Nacional.

Según Adena, al parecer los cachorros llevaban ya varios días muertos cuando han sido encontrados, por lo que duda de la labor de seguimiento y vigilancia de la madre y sus cachorros y la escasa capacidad de reacción de los equipos sobre el terreno, tanto es así que en estos momentos "se desconoce dónde se puede encontrar la hembra y el estado del cuarto cachorro".

Para Luis Suárez, responsable del Programa de especies de WWF/Adena: "resulta increíble que unos cachorros de lince, hijos de una de las hembras más controladas y vigiladas del mundo, mueran en unas circunstancias que apuntan a una gestión incorrecta".

En su opinión, "si la Junta de Andalucía no es capaz de tomar las oportunas decisiones, la población de Doñana está condenada a desaparecer".

La noticia de estas muertes se produce el mismo día en que se ha conocido el nacimiento de cinco cachorros de lince en el Centro de Cría de El Acebuche, en Doñana, dos de 'Adelfa' y tres de 'Boj', que se encuentran en buen estado de salud.

Etiquetas