Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

ZARAGOZA

Absuelven al acusado de pegar y robar a un hombre en el barrio de La Magdalena

Durante el juicio, celebrado en la Audiencia Provincial, ni el procesado, ni la víctima ni_los policías que intervinieron recordaron nada del suceso que costó tres dientes al herido

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha absuelto a Carmelo Salguero Giménez de los delitos de robo con violencia y lesiones graves que le atribuía el fiscal y por los que le pedía ocho años de prisión. El tribunal de la Sección Tercera considera que no hay pruebas de cargo suficientes para desvirtuar la presunción de inocencia del acusado y lo absuelve. Carmelo Salguero, no obstante, seguirá en la prisión de Zuera, donde se encuentra actualmente, ya que está esperando ser juzgado por haber intentado matar a un hombre en Villanueva de Gállego, en julio de 2008.

El tribunal considera probado que sobre las 6.00 del 23 de marzo de 2008, en la calle de Heroísmo, una o varias personas desconocidas propinaron una paliza a Julio Fernando R. R. con el fin de sustraerle las joyas que llevaba encima. Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió diversas policontusiones, entre ellas un gran hematoma en un ojo, así como la pérdida de tres dientes superiores que, según el forense, le causaron deformidad en la boca.

Esto fue lo único en claro que se pudo sacar del juicio, ya que el acusado negó los hechos -dijo que hacía tiempo que no veía a Julio Fernando R. R. y que ese día no estaba en Zaragoza- y la víctima manifestó que no recordaba nada -aseguró que iba muy borracho y que no se enteró ni de cuando le pegaron. Los dos testigos que acudieron tampoco aportaron más datos. El primero, cuñado de la víctima, dijo que hizo averiguaciones por su cuenta y que logró enterarse de que le había pegado un menor de edad, pero no aportó nada que incriminara a Salguero. El menor llamado a declarar se limitó a decir que vio a Julio Fernando R. R. tirado en el suelo ya lesionado, que lo intentó levantar pero no pudo y que fue a pedir ayuda pero que cuando volvió, la víctima no estaba.

La sentencia recoge que las declaraciones de los policías locales “fueron demoledoras” para las pretensiones de la fiscalía, pues ninguno de los dos recordaba absolutamente nada de los hechos ni de su intervención profesional en los mismos.

Con este panorama, al tribunal le asalta la duda sobre la culpabilidad de Salguero Giménez y, ante la falta de pruebas, lo absuelve, como solicitó su letrada, Carmen Sánchez.


Etiquetas