Sociedad
Suscríbete por 1€

Isabel Pantoja se prepara para abandonar Cantora

La tonadillera ha decidido agilizar la venta de la finca que ha sido su refugio durante los últimos años.

Isabel Pantoja este verano en Jerez de la Frontera.
Isabel Pantoja este verano en Jerez de la Frontera.
Román Ríos/EFE

Durante mucho tiempo, Isabel Pantoja no salía de Cantora para así mantenerse al lado de su madre, doña Ana, fallecida en septiembre del año pasado. Ahora, parece que su pérdida ha sido el detonante para la que tonadillera haya tomado la determinación de abandonar la finca en la que lleva recluida los últimos meses. Según ha contado Antonio Rossi en el 'Programa de Ana Rosa', Isabel Pantoja ha dado la orden de que se disponga todo lo necesario para vender la propiedad.

Según el periodista, esta decisión no tendría que ver con las deudas de las que tanto se habla, ni de la reclamación realizada por su hijo, Kiko Rivera, sobre su parte de la propiedad, sino que sería una cuestión sentimental. Parece que el fallecimiento de la matriarca habría sumido a la cantante en un estado que no le permitiría disfrutar de su casa y estaría "desesperada por encontrar comprador y marcharse".

Sin embargo, para la venta de esta finca ubicada en la localidad gaditana de Medina Sidonia necesita pactar con el otro propietario, que no es otro que su hijo, razón por la que ha dado la orden de ponerse en contacto con los abogados de Kiko al objeto de conseguir agilizar la venta. "Está en una situación desesperada. Tras la muerte de su madre no quiere estar más tiempo allí. Quiere vender e irse, pero tiene que hablar con los abogados de Kiko Rivera", relataba Antonio Rossi. En todo caso, es tal la situación de la cantante que estaría dispuesta a marcharse una temporada al Rocío mientras se cierra la operación, si bien su destino final estaría en Madrid.

Cantora es más que una finca de 500 hectáreas y 2.000 metros construidos. Fue el sueño de Francisco Rivera 'Paquirri' para formar allí su hogar junto a una jovencísima Isabel Pantoja, un hogar del que pudo disfrutar poco por su prematura muerte. Luego se convirtió en el lugar de descanso de la tonadillera. Allí se han celebrado grandes fiestas de cumpleaños de la artista y encuentros navideños. Sobre Cantora se han contado muchas historias, desde que los admiradores de la cantante han sido los que han sufragado la reforma de la cocina o la iluminación del jardín, hasta que la hija menor, Isa Pantoja, ha tenido que saltar la valla para poder visitar a su madre cuando nadie le abría la puerta.

En los últimos meses, se ha convertido en el refugio donde Isabel parece esconderse de los problemas que la persiguen: la ruptura con su hijo y la última causa judicial que volvió a sentarla en el banquillo por insolvencia punible. En más de una ocasión ha llamado la atención que pasara meses seguidos sin salir de los muros de Cantora a lo que ella respondía rotunda: "¡Es mi casa!". Con una especial incidencia en el "mi" y ese tono que tanto la caracteriza. Sin embargo, parece que finalmente las paredes de Cantora se le caen encima.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión