Sociedad
Suscríbete

Antonio Alvarado: "Ahora hay mucha más moralina, también de izquierdas"

"No me gusta el exhibicionismo tipo 'dame más gasolina', el sexo es necesario pero no somos animales", asegura el diseñador.

Antonio Alvarado
Antonio Alvarado
EP

El vestuario completo de 'Las edades de Lulú', el 'look' de María Barranco en 'Mujeres al borde...', incluidos los pendientes de cafeteras, y toda la ropa de Eusebio Poncela en 'Matador' llevan la firma de Antonio Alvarado. Podría decirse que la Movida es él, si no fuera porque él no cree en la Movida. Ácido, lúcido y socarrón, este alicantino sexagenario, autor de desfiles míticos como 'Baja Costura' o 'Tacón Amargo', luce ahora el mejor complemento: el Premio Nacional de Diseño de Moda 2021.

-Le premian por abordar la identidad y la sostenibilidad. ¿Diseña con mentalidad de activista?

-Jamás. Son maneras de pensar que uno las lleva tan dentro que salen con naturalidad, sin necesidad de levantar una pancarta. Lo que pasa es que hoy a todo hay que darle un titular. Ahora hay muchas marcas que juegan con la imagen de chico-chica, pero cuando yo era pequeño ya existía la moda unisex.

-¿Se diseñaba antes con más libertad?

-No, pero las propuestas no estaban tan atadas a las necesidades del mercado. Hoy en día la exigencia del mercado es devoradora. Cada tres meses tienes que presentar colección. Y eso al final lleva a la agonía. Es lo que pasó con McQueen, con Galliano y otros tantos, que han terminado en psiquiátricos o quitándose la vida.

-¿Y usted no está de los nervios?

-No, porque yo he dicho hasta aquí hemos llegado.

-Y encima dice que vamos para atrás.

-Pues sí, en todos los sentidos. Antes podías hacer comentarios con sorna y hoy día hay que llevar un cuidado... Ahora en las redes todo se convierte en una polémica sin pies ni cabeza. Hay mucha más moralina. No solo de derechas, de izquierdas también. Una moralina rancia. Unos por muy modernos y otros porque toda la vida han sido igual.

-¿Ni Almodóvar es lo que era?

-No creo que el tema de Pedro ande por ahí. Es que para todos pasan los años. A mí me dicen que mis primeros desfiles eran más divertidos. Claro, es que entonces iba a las discotecas y a los bares. En mis primeros desfiles venga de pulseras, calcetines... Con cada 'outfit' se podía vestir a tres chicas, ja, ja, ja. Y en los últimos si sacaba un abrigo, no llevaba nada debajo. Te vas limpiando y quedándote con la esencia. Ya no tienes la necesidad de montar el circo.

-¿Le gusta cómo visten Rosalía y Nathy Peluso?

-Las uñas que llevan ellas ya las hacíamos nosotros. Hay fotos mías del año 81 donde mis modelos llevaban ya uñas de 15 centímetros. En cuanto a la ropa, hay un guirigay de mezclas e influencias. La mayor evolución está en los tejidos.

-Pero creo que no le entusiasma el reguetón.

-Hay algo que no apruebo y es el exhibicionismo porque sí. Cuando ya es dame más gasolina, méteme la gasolina... El sexo es necesario pero no somos animales. Quizás pienso así porque tengo 67 años, pero mi hijo tiene 47 y lo ve igual.

-Usted pasó de novia a novio.

-Y de novio a novia, yo en eso nunca he tenido el menor problema.

-¿La moda ha perdido el sentido del humor?

-La moda lo que ha perdido es el norte. Ahora mismo hay una desubicación tremenda. El otro día vi a uno de estos raperos, Omar Montes, con una cazadora de Balenciaga. Así que, cuéntame tú. Háblame del mar marinero, que diría Marisol.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión