Sociedad
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

Ciencia ciudadana

Servet: experimentos de ciencia ciudadana rumbo a la estratosfera desde Almudévar

Tras ascender a más de 30.000 metros, las cápsulas con experimentos realizados por aficionados a la ciencia llegaron hasta Lécera y Aguilón. 

El proyecto Servet ha lanzado este sábado dos globos sonda desde Almudévar para realizar 9 experimentos científicos ciudadanos.
El proyecto Servet ha lanzado este sábado dos globos sonda desde Almudévar para realizar nueve experimentos científicos ciudadanos.
Rafael Gobantes

Tras meses de trabajo diseñando y fabricando las cápsulas, eligiendo a los participantes y preparando los lanzamientos, Servet-V se celebró con gran éxito el pasado 6 de noviembre, tanto de participación como de público, especialmente entre los más pequeños que pudieron conocer de cerca los entresijos del proyecto, que coordina la Fundación Ibercivis.

El proyecto de ciencia ciudadana Servet, que ya va por su quinta edición, llevaba a cabo en Almudévar el momento más esperado para organizadores, aficionados y voluntarios: los lanzamientos de dos globos sonda cargados de nueve experimentos.

Los lanzamientos tuvieron que aplazarse debido a las lluvias, ya que las condiciones climatológicas son fundamentales a la hora de realizarlos -en un principio estaban programados para el último fin de semana de octubre-. Además, la iniciativa también tuvo muy buena acogida entre los medios de comunicación haciendo llegar el mensaje de la ciencia ciudadana a todos los públicos.

Desde Almudévar a Aguilón y Lécera

Una vez lanzados los globos, los organizadores se encargaron de seguir su trayectoria para poder recuperar las cápsulas cuando cayeran al suelo. En esta edición, los globos recorrieron la distancia que va desde Almudévar (Huesca) hasta Aguilón, el primer globo; y el segundo llegó hasta la localidad zaragozana de Lécera, cerca de Belchite.

Los investigadores pueden hacer una simulación del recorrido que podría seguir el globo, teniendo en cuenta algunos aspectos técnicos y analizando distintos datos. Aún así, esto no tiene por qué cumplirse, ya que en la edición anterior uno de los globos no cumplió las previsiones, llegando hasta el Atlántico.

Desde una patata a unas probetas

Servet-V consiste en lanzar unas cápsulas con experimentos realizados por aficionados a la ciencia que van unidas a un globo y llegar a una altura que supera los 30.000 metros y seguir su trayectoria hasta que explota y cae a la superficie terrestre frenado por un paracaídas. Esas cápsulas tienen acoplados distintos sensores y herramientas, como cámaras que permiten obtener datos representativos de las condiciones en las que se desarrolló el experimento: temperatura, presión o el recorrido que realiza el globo.

En esta edición, uno de los experimentos más curiosos fue el que enviaba una patata integrada en una de las cápsulas con el objetivo de recogerla una vez que la cápsula cayera. El experimento en sí consistirá en plantar esa patata y por otro lado, plantar una patata de control que permaneció en tierra, se analizarán los resultados y se buscarán posibles variaciones en la planta, al germinar, en el crecimiento, etc. 

Otro de los experimentos, diseñado y realizado por un niño de 14 años, consistía en lanzar unas probetas llenas de diversos líquidos con la intención de analizar a qué altura se congela su contenido.

Esta sección se realiza en colaboración con el Observatorio de la Ciencia Ciudadana en España, coordinado por la Fundación Ibercivis

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Apúntate y recibe cada semana en tu correo la newsletter de ciencia

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión