Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Gazapos de cine

'El círculo': ¿Es la playa? Llamaba para saber si hay olas para surfear, que en internet no lo veo

Encuentra el error científico presente en este diálogo de la película 'El círculo'.

Fotograma de la película 'El círculo' (James Ponsoldt, 2017)
Fotograma de la película 'El círculo' (James Ponsoldt, 2017)
Imagenation Abu Dhabi FZ, Likely Story, Parkes+MacDonald Image Nation

¿Recuerdas cómo eran aquellos maravillosos (y no tan lejanos) años en que internet y los teléfonos móviles no dominaban nuestro día a día?; ¿en los que conectar significaba que habías establecido un vínculo especial con otra persona y wasap sonaba a broma?

Mae Holland consigue trabajo en El Círculo, la empresa de internet más influyente del mundo, liderada por el gurú Eamon Bailey, justo cuando la compañía prepara el lanzamiento de un nuevo sistema operativo que lo controla todo… empezando por sus empleados.

Encuentra el gazapo científico en este diálogo de la película 'El círculo', dirigida por James Ponsoldt en 2017, con guion de James Ponsoldt y Dave Eggers y Emma Watson (Mae Holland), Tom Hanks (Eamon Bailey), John Boyega (Ty), Karen Gillan (Annie), Dan Gilroy en el reparto.

El diálogo

-Sí, he estado surfeando –confesó un Eamon Bailey encantado de seducir a la audiencia que componen sus empleados-, pero tiene que ver con lo que voy a contaros: me encanta surfear. Y hace tiempo, nada más despertarme, tenía que llamar a la tienda de surf local para preguntar cómo estaban las olas. Y en seguida, la tienda de surf dejó de cogerme el teléfono… Y entonces llegaron los móviles. Y empecé a llamar a mis colegas que llegaban a la playa antes que yo para preguntárselo. Pero ellos también dejaron de cogerme el teléfono…. Y entonces llegó internet, ¡oooooh, sí! Unos genios colocaron cámaras en la playa y yo podía conectarme y conseguir imágenes poco nítidas de las olas…

¿Qué fue antes el huevo o la gallina?, ¿internet o el teléfono móvil?

El gazapo

¿Qué fue antes el huevo o la gallina?, ¿internet o el teléfono móvil? En definitiva, ¿está en lo cierto el 'divino' Eamon Bailey cuando afirma que los móviles llegaron a nuestra vida antes que internet?

Los orígenes de internet se remontan a la década de los cincuenta en los Estados Unidos, una época en la que los ordenadores eran máquinas tremendamente voluminosas, costosísimas y de las que había contados ejemplares a los que solo tenían acceso los científicos militares y algunos privilegiados investigadores universitarios. Y lo peor es que, a pesar de su desmesurado tamaño, su capacidad operativa era bastante limitada. Así pues, y como forma de solventar ambas limitaciones, esto es, facilitar el acceso a estas herramientas a más investigadores y aumentar su capacidad de cálculo, surgió la idea de crear una red de ordenadores interconectados entre sí. Claro que, por entonces, era solo eso: una ambiciosa idea. 

No fue hasta 1965 cuando se consiguió poner en comunicación a dos ordenadores localizados en sitios diferentes por primera vez. En 1969 nacía ARPANET, en esencia una red que conectaba todos los ordenadores del departamento de defensa estadounidense y que, para 1973, integraban 30 instituciones militares, académicas y de investigación. 

Se puede situar entre 1993 y 1995 la definitiva llegada de internet a nuestras vidas

Al año siguiente se creaba el primer protocolo de control de transmisión, para que todas las computadoras conectadas empleasen el mismo código, se comunicasen en el mismo lenguaje. Lo que, sumado a la invención del correo electrónico, multiplicó la actividad en la red, que entre 1986 y 1987 pasó de alojar 2.000 equipos a 30.000. Una expansión que motivó que, en 1990, ARPANET diese paso a internet al tiempo que se introducía el concepto de World Wide Web. Y en 1993, justo cuando los ordenadores personales comenzaban a popularizarse, aparecía el primer navegador, Mosaic, que permitía a los usuarios no expertos navegar por la red e incluso crear sus propias páginas, lo que supuso el despegue definitivo de la web. Por lo tanto, se puede situar entre 1993 y 1995 la definitiva llegada de internet a nuestras vidas.

La cuestión es que para 1995 la telefonía móvil todavía estaba en pañales. Los teléfonos móviles disponibles se englobaban en tres variopintas -a nuestros actuales ojos- categorías: 

  • Los 'teléfonos portátiles' del tamaño y peso de un ladrillo o un tomo enciclopédico y con un autonomía muy limitada.
  • Los aún más voluminosos 'teléfonos de maleta' que, como su nombre indica, se portaban en un maletín o bolsa en cuyo interior viajaba la batería.
  • Y los 'teléfonos transportables', que iban conectados al coche –cuya movilidad se limitaba por tanto a donde te llevase el vehículo- a través de una toma de corriente y que en aquel momento eran los más exitosos.

 

Ninguno de ellos, queda claro, modelos aptos para llevar a la playa cuando se iba a surfear. Y eso sin entrar a considerar sus desorbitados precios, inasumibles salvo para unos pocos. Así las cosas, el primer teléfono móvil realmente popular fue el icónico modelo de tapa StarTAC de Motorola que salió al mercado en enero de 1996 y que, gracias a su reducido tamaño y peso, era 'ideal' para llevar sujeto en el cinturón. Y conste que mucha de su popularidad se la debía al cine, más que a sus ventas, ya que su precio ascendía a 1.000 dólares. Por todo ello, se considera que los teléfonos móviles solo llegaron de forma efectiva a la sociedad en el año 2000, cuando surgieron modelos asequibles para la mayoría, incluidos los surfistas.

Bueno, vale, es posible que los colegas del gurú de 'El Círculo' ya dispusiesen desde 1996 de un StarTAC, otra cosa es que estuviesen muy dispuestos a llevar un cinturón por encima del neopreno.

Motorola DynaTAC 8000X, el primer 'ladrillo' de la historia

Motorola también fue la compañía que inventó el primer teléfono móvil –en realidad el primer teléfono portátil- de la historia, en 1973: el DynaTAC 8000X, un proyecto liderado por el ingeniero de la compañía Martin Cooper. Aquel primer prototipo abultaba como una caja de zapatos y pesaba más de un kilogramo –lo que le valió el apodo de 'el ladrillo'-. Sin embargo, o tal vez por ello, no fue hasta una década más tarde cuando la compañía comenzaba a comercializar la versión definitiva del DynaTAC 8000X, con un tamaño similar pero que ya solo pesaba unos 800 gramos. Tenía 35 minutos de autonomía y necesitaba de 10 horas para recargarse. Todo ello al 'razonable' precio de 3.995 dólares (unos 10.000 dólares actuales). Apenas dos años más tarde, en 1985, Siemens se sumaba a la fiesta y lanzaba al mercado su primer teléfono móvil, el Mobiltelefon C1, el primer modelo de maleta. Es muy posible que fuese en esa época cuando se puso de moda ir al gimnasio a levantar pesas entre los hombres de negocios y empresarios.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Apúntate y recibe cada semana en tu correo la newsletter de Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión