Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

política

Un estudio afirma que hay estrategias para agredir mediáticamente a la mujer

Para llegar a esa conclusión, se analizó cuatro medios digitales españoles en dos períodos distintos: los procesos electorales internos del PSOE, las primarias que enfrentaron a Pedro Sánchez y Susana Díaz, y PP, donde concurrieron Pablo Casado, María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría.

Un estudio afirma que hay estrategias para agredir mediáticamente a la mujer
Un estudio afirma que hay estrategias para agredir mediáticamente a la mujer
.María Lucía Carrillo Expósito

Un estudio concluye que existen "estructuras comunicativas estratégicas, muchas de ellas encubiertas, destinadas a agredir la imagen pública de la mujer política con la finalidad de minusvalorar su ejercicio".

Así resume María Lucía Carrillo Expósito (Middelburg, Países Bajos -1973-), doctora en Eurolenguajes y Terminología Especializada por la Università degli Studi di Nápoles y por la Universidad de Córdoba, la conclusión de su libro 'Lo políticamente correcto y la imagen social del periódico' (Paolo Loffredo, 2021).

El ensayo es el resultado de la investigación que inició con su tesis doctoral, "entre Nápoles y Córdoba, en torno a dos eventos políticos españoles donde participan mujeres, candidatas aspirantes al puesto más alto dentro de sus partidos políticos", según ha explicado desde Avellino (Italia), donde reside, esta hija de emigrantes cordobeses que llegó a Córdoba con 10 años.

Aunque el libro se base en su tesis, que recibió la calificación de cum laude, "no se trata, en absoluto, de un trasvase de un trabajo académico a otro de difusión, ya que he tenido que desarrollar ampliamente algunos contenidos que no fueron tratados con suficiente detalle en la tesis como es el concepto de lo políticamente correcto y su presencia en el discurso periodístico".

Lo "políticamente correcto", explica la autora en la edición, hizo su primera aparición en la Corte Suprema de los Estados Unidos en el siglo XVIII, pero no será hasta el siglo pasado cuando "motivados por el deseo de ejercer justicia social, el propósito colectivo se fundamentaba en resaltar las injusticias discriminatorias mediante la alteración del lenguaje".

Gracias al "sostén científico e investigativo de una principal exponente de dichos estudios a nivel internacional, la profesora Ester Brenes Peña, de la Universidad de Córdoba", Carrillo se propuso "descubrir si el discurso periodístico manifiesta desigualdad de género en la transmisión de la información y las noticias de la esfera política, ámbito que representa amplia paridad entre mujeres y hombres en España desde hace años".

Una misión, afirma, que se le resultó "tortuosa pues el periódico siempre intenta mostrarse adecuado y suele mantenerse dentro de lo políticamente correcto", una actitud que explica en el libro "desde el marco teórico y metodológico de la (des)cortesía y del análisis crítico del discurso".

Su conclusión fue clara. "Descubro a través del análisis trasversal y multifuncional que, efectivamente, coexisten estructuras comunicativas estratégicas, muchas de ellas encubiertas, destinadas a agredir la imagen pública de la mujer política con la finalidad de minusvalorar su ejercicio, pero con un propósito mucho más oscuro que toca la ideología, la política y la patriarcal, y que queda vinculado al deseo de influir en la opinión de los lectores", asevera María Lucía Carrillo.

Para llegar a esa conclusión analizó cuatro medios digitales españoles en dos períodos distintos mayo de 2017 y entre junio y julio de 2018 los procesos electorales internos del PSOE, las primarias que enfrentaron a Pedro Sánchez y Susana Díaz, y PP, donde concurrieron Pablo Casado, María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría, con la idea de "analizar la representación discursiva de la mujer política en los medios de comunicación escritos españoles desde el enfoque de la Lingüística Pragmática y Sociocultural coligadas al fenómeno de la (des)cortesía verbal, un área de estudio prodigiosamente desarrollado a partir de la segunda mitad del siglo XX".

El libro, "publicado gracias al sostén del departamento de Estudios Literarios, Lingüísticos y Comparados de la Universidad L’Orientale de Nápoles y, especialmente, gracias a la profesora Francesca De Cesare, impulsora de mi trabajo inicial y sustentadora en todo el desarrollo", destaca la autora, hace énfasis en que "es interesante observar los esfuerzos que dispensan los medios de comunicación por dar un aspecto de paridad en el tratamiento entre hombres y mujeres".

Aunque, enfatiza Carrillo en su obra, se trata de "una maniobra de maquillaje, una igualdad de apariencias", donde los textos periodísticos "manifiestan una absoluta preocupación por mantenerse dentro de los parámetros de lo adecuado dentro de la norma social, lo que dificulta significativamente advertir o distinguir los actos de (des)cortesía perpetrados a la imagen social de la mujer política por parte de los medios".

'Lo políticamente correcto y la imagen social del periódico' está publicado en español en la colección internacional 'BeTwiXt', dirigida por el profesor Giuseppe Balirano, que "recoge significativos trabajos científicos originales dedicados a la investigación lingüística, a la comunicación y traducción y que parten del análisis crítico del discurso y de los estudios de género e incluyen los referidos a representaciones multimodales y en distintas lenguas", afirma la autora.

En la tesis doctoral en la que tiene origen el estudio María Lucía Carrillo afirma que su condición de andaluza fue el principal motivo que sirvió para atacar en los medios de comunicación digitales a Susana Díaz en el proceso de las primarias a la secretaría general que el PSOE vivió en 2017, y que se le agredió por su género más por esta causa que a Cospedal y que a Sáenz de Santamaría en el proceso interno del PP. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión