Despliega el menú
Sociedad

Los toreros Padilla, Morante de la Puebla y López Simón, pillados en una pelea de gallos durante el estado de alarma

El colectivo AnimaNaturalis anuncia una querella para averiguar si se trataba de un acto no autorizado o si están implicados en un delito de maltrato animal.

Padilla, posando en el Gran Hotel.
Padilla, en una foto de archivo posando en el Gran Hotel.
HA

El programa de Telecinco 'Sálvame' mostró imágenes de los toreros  Juan José Padilla, Morante de la Puebla y Alberto López Simón asistiendo a una pelea de gallos supuestamente celebrada en el mes de junio en Sanlúcar de Barrameda.  Andalucía prohíbe las peleas de gallos como espectáculo o actividad recreativa y son los ayuntamientos los responsables de su autorización.

El colectivo AnimaNaturalis ha anunciado su intención de querellarse contra los toreros, o presentarse como acusación popular de hacerlo de oficio la Policía para ver si podrían estar implicadas en un delito de maltrato animal. Apuntan a que el acto se habría celebrado cuando todavía estaba vigente el estado de alarma, por lo que dudan de que contara con la autorización municipal correspondiente. "Es muy posible que esta pelea de gallos fuera ilegal", aseguran.  La pelea habría tenido lugar entre el 20 y el 21 de junio, poco antes del fin del estado de alarma, pero con las restricciones de la fase 3 aún vigentes.

"Existen imágenes en las que se puede apreciar a los toreros entregando un premio junto a un menor, con una mascarilla en la mano. Nadie más en la foto lleva mascarilla", añaden, y recuerdan que las peleas de gallos en Andalucía no permiten la presencia de menores de 16 años, ni aunque vayan acompañados de sus padres. Aïda Gascón, directora de la ONG animalista subraya que "esto no va a quedar así, llegaremos hasta el fondo de este caso y pediremos la condena más alta una vez tengamos acceso al atestado policial".

"Las peleas de gallos son, junto a la tauromaquia, una de las vergüenzas de nuestro país, con la diferencia de que las primeras son prácticamente clandestinas. Solamente pueden acudir asociados a la peña, y no es obligatoria la presencia de veterinarios, a pesar de que en las peleas, donde los gallos además del pico utilizan las espuelas de sus patas para atacar, las heridas son habituales y aproximadamente uno de cada 10 muere en la pelea", se lamenta Gascón. 

Respuesta de los toreros

Tras emitir las imágenes, el programa se puso en contacto con el apoderado de López Simón, quien negó que el torero estuviera involucrado en la organización de la pelea y aseguró que está "desvinculado" de este asunto. Por su parte, Juan José Padilla reconoció ser aficionado pero negó estar relacionado con este negocio. "Lo mío es amor por la cultura, por el toro, el flamenco... pero no voy a entrar en ningún detalle porque no es algo que yo haga público", explicó. "A los toreros nos metéis en todos los sacos", zanjó el diestro.

Etiquetas
Comentarios