Despliega el menú
Sociedad

¿Por qué el año nuevo chino empieza en enero, y por qué 2020 es el año de la rata?

Este sábado, 25 de enero, comienza el año en China, que durará hasta el 12 de febrero de 2021 y estará dedicado al primero de los animales del zodiaco chino. El país asiático recurre para las celebraciones a un calendario lunisolar, que se basa en las fases del sol y de la luna.

Celebración del año nuevo chino en distintos países
Celebración del año nuevo chino en distintos países
Agencias

Este sábado, 25 de enero, comienza el año en China, que durará hasta el 12 de febrero de 2021 y estará dedicado al primero de los animales del zodiaco chino: la rata. La razón de que el año nuevo en China se celebre un mes más tarde que en el resto de Occidente es que el país asiático recurre para las celebraciones a un calendario lunisolar, que se basa en las fases del sol y de la luna. Así, para determinar el inicio del año se estudian las fases de la luna y se fija que el año nuevo tiene lugar en la primera luna nueva del primer mes lunar (es decir, entre el 20 de enero y el 20 de febrero. Esta festividad se lleva a cabo desde hace más de cuatro mil años. Este 2020 se celebrará el año 4718.

Cuenta la leyenda en China que el Emperador de Jade invitó a los animales de la tierra a que le visitaran en su morada en el cielo. Tan contento se puso el dueño y señor del cielo y la tierra por la visita, que decidió dividir los años según las doce bestias que acudieron a la cita. El orden que siguen los animales en el zodiaco es el mismo que tuvieron cuando acudieron al hogar del Emperador: la rata, el buey, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la cabra, el mono, el gallo, el perro, el cerdo... Y vuelta a empezar. En el horóscopo chino, la rata es el primer signo y marca el inicio de un nuevo ciclo energético de 12 años. Se inicia una nueva rueda china, es decir, el año de la rata marca el inicio de un nuevo ciclo que trae la posibilidad de dejar atrás todo lo negativo del pasado y activar nuevas energías.

Los años en China tienen asignados a su vez ciertos elementos (Venus, el metal; Júpiter, la madera; Mercurio, el agua; Marte, el fuego y Saturno, la tierra) que están presentes en el calendario cada dos años. Cada animal del zodiaco está relacionado con un determinado elemento: el metal es el del mono y el gallo; la tierra el del buey, la cabra y el perro; el fuego el de la serpiente y el caballo; la madera el del tigre, el conejo y el dragón y finalmente el agua el de la rata y el cerdo.

Un animal coincide con su elemento cada sesenta años, algo que, según la cultura china, multiplica los presagios de buena suerte. Según la creencia popular, nacer en un año o en otro le confiere a uno unos determinados rasgos de personalidad. Este calendario astrológico puede incluso afectar a las decisiones personales que tome uno en su vida, como casarse.

El rojo, el color fetiche

En el año nuevo chino, el color rojo juega un papel importante, tanto en las decoraciones como en los vestidos, pasando por los sobres con dinero con los que se suele agasajar a los pequeños. Esta tradición tiene su origen en otra leyenda sobre un terrible monstruo llamado Nian, que se dedicaba a darse un festín con pobres agricultores durante la última noche del calendario lunar. Un suceso recurrente y terrible que un hombre consiguió detener decorando todas las viviendas del lugar de color rojo, vistiéndose de rojo y arrojando todos los petardos posibles para asustar al monstruo.

Tradicionalmente, los festejos comienzan el 17 de enero y finalizan el 8 de febrero, mientras que el Año Nuevo chino propiamente dicho tiene lugar el sábado 25 de enero de 2020. A lo largo de tres semanas, los festejos se dividen en tres partes: el pequeño Año Nuevo (tiempo de preparación), el Festival de la primavera (que tiene lugar entre el 25 de enero y el 4 de febrero) y el emblemático Festival de los faroles (8 de febrero).

Expulsar la mala suerte

Es tradición que en la tarde previa al año nuevo lunar, las familias se reúnan para cenar. Parte de los preparativos de la celebración implican limpiar los hogares para expulsar la mala suerte y dejar atrás el pasado, con todo lo malo y viejo, para dar paso al futuro, que es nuevo y luminoso. En el día del año nuevo chino se acostumbra a que los mayores les regalen a los niños y jóvenes sobres rojos con monedas de la suerte, dinero y buenos deseos.

En la cena no puede faltar el cerdo y el pescado, símbolos de la abundancia y buena suerte; así como los conocidos dumplings (bollos o trozos de masa rellenos, que se cuecen en agua o sopa y pueden ser salados o dulces, comerse solos, en sopa o estofados). Tampoco la sopa de pastel de arroz, que trae buena fortuna, los rollitos primavera, las frutas de la fortuna, los dulces de arroz y otras delicias.

Los Rata y el horóscopo

Según el horóscopo chino, son del signo Rata los nacidos en los años 1936, 1948, 1960, 1972, 1984, 1996, 2008 y 2020.

Admirada y honrada por su sagacidad y habilidad, en Oriente la Rata es símbolo de suerte y prosperidad. Criatura encantadora capaz de cautivar casi a cualquiera, es conocedora y le gusta hacer alarde de su estilo. Curiosa, siempre está a la caza de nueva información, posee un gran sentido del humor y vive en continuo movimiento.

Muy centrada en sí misma, le cuesta ver más allá; sin embargo, suele ser muy protectora y generosa con aquellos que ama. Inteligente, inquieta e impaciente, siempre logra sus objetivos, sabe encontrar el camino más rápido y nada la detiene. Las personas nacidas en un año Rata adoran a su familia, son apasionadas y difíciles de domesticar, no les agrada que la quieran manejar o la traicionen. Necesita mucho afecto para valorarse, porque tiene la tendencia a subestimarse. Es muy sociable, sin embargo, precisa tener momentos de soledad para inspirarse.

Para este año 2020, los Rata sabrán potenciar todos sus talentos para obtener aquello que más desean. Con una actitud más práctica y decidida, sentirán que nada está fuera de su alcance. Sabrán administrar su hiperactividad con inteligencia y tendrán la posibilidad de conocer gente influyente que les beneficiará en su profesión y en los negocios que realicen. En el amor, no deben tener miedo de tomar decisiones, deben confiar en su experiencia y en seguir aquello que dicte su corazón.

Tras la Rata, en el horóscopo chino siguen el signo del Buey (nacidos en los años 1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997, 2009), Tigre (1926, 1938, 1950, 1962, 1974, 1986, 1998, 2010), Gato o Conejo (1927, 1939, 1951, 1963, 1975, 1987, 1999, 2011), Dragón (1928, 1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000, 2012), Serpiente (1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001, 2013), Caballo (1930, 1942, 1954, 1966, 1978, 1990, 2002, 2014), Cabra (1931, 1943, 1955, 1967, 1979, 1991, 2003, 2015), Mono (1932, 1944, 1956, 1968, 1980, 1992, 2004, 2016), Gallo (1933, 1945, 1957, 1969, 1981, 1993, 2005, 2017), Perro (1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006, 2018) y Cerdo (1935, 1947, 1959, 1971, 1983, 1995, 2007, 2019). Aunque es necesario recordar, de nuevo, que el año chino  no comienza el 1 de enero.

Etiquetas
Comentarios