Sociedad
Suscríbete por 1€

educación

Las aulas del CRA Monegros Norte ya tienen sus propios huertos escolares

Gracias a esta iniciativa, además de sentirse muy motivados, los alumnos de las localidades oscenses de Orillena, Lanaja, San Juan, Cartuja, Albalatillo y Pallaruelo podrán experimentar y conocer el ciclo natural de las plantas que les proporcionan alimento.

Lo mejor, la motivación de los escolares
Lo mejor, la motivación de los escolares
CRA Monegros Norte

Todas la escuelas del CRA Monegros Norte (Orillena, Lanaja, San Juan, Cartuja, Albalatillo y Pallaruelo) ya tienen su propio huerto escolar. Una experiencia educativa muy gratificante, ya que, según la maestra Marina Tomé, "creemos que disponer de un espacio así en nuestras escuelas hace que el alumnado pueda experimentar y conocer el ciclo natural de las plantas que nos proporcionan alimento". Esta iniciativa está relacionada con el proyecto de salud que abordarán este 2º trimestre, por lo que, al final, concluye la docente, "la educación es un ciclo en el que todo se puede relacionar y trabajar con diversas metodologías y propuestas".

Todo comenzó la semana del 25 al 29 de noviembre. "Lo primero que tuvimos que hacer -explican los escolares- fue labrar nuestros huertos, ya que había malas hierbas, la tierra estaba dura, nos encontramos algún que otro sapo, lombrices...". "Sí -afirma la docente-. Y ya con nuestro espacio listo, comenzamos a ver que podíamos plantar en esta época. Y, como estaban en otoño, pero ya de cara al invierno, decidieron plantar "acelgas, col, lechuga de hoja de burro, apio, coliflor, cebolla babosa, ajetes, algún bulbo...", los productos propios de la zona. Y los alumnos de cada escuela, con su maestra al frente, se pusieron manos a la obra para comenzar a plantar. 

"También hicimos recuento de qué herramientas necesitábamos -continúa-; cogimos todo lo necesario y salimos al huerto".  Ya con las herramientas y las plantas, hicimos nuestros surcos, plantamos cada plantita y, finalmente, regamos. Incluso se atrevieron a construir algún invernadero. "Sí, con botellas de plástico les hicimos un mini invernadero a las lechugas y a apio", afirma.

Pero, sin duda, lo más importante de toda esta experiencia, ha sido "ver la motivación y disfrute de nuestros alumnos y alumnas, realizando este tipo de actividades", concluye la maestra. "¡El huerto ya está listo y veremos qué hortalizas y frutas nos da!".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión